InicioSeriesAnálisis de La casa del dragón. Temporada 2. Capítulo 4.

Análisis de La casa del dragón. Temporada 2. Capítulo 4.

Dos años después de su impactante final, volvemos a Poniente y al universo ideado por la mente maestra de George R. R. Martin. En un mundo dominado por Netflix, el fenómeno televisivo (junto a Perdidos) del siglo XXI fue la fantasía épica con dejes de telenovela familiar Juego de Tronos. Ahora es el turno de La Casa del Dragón, precuela centrada en los Targaryen.

En Las cosas que nos hacen felices somos muy aficionados al mundo creado por George R. R. Martin, como se puede comprobar con todos nuestros artículos.

Análisis de los capítulos de La casa del dragón.

Análisis de los capítulos de Juego de Tronos.

El final de Juego de Tronos: aciertos, errores y culpables

Juego de Tronos en retrospectiva: una historia de hielo, fuego y cenizas.

Los mejores personajes de Juego de Tronos…que no hemos visto en Juego de Tronos.

Perdidos, Juego de Tronos, etc: esto ha pasado y volverá a pasar.

Canción de hielo y fuego, la maestría del punto de vista.

Rock, metal y Juego de Tronos.

Un vistazo a Fuego y Sangre.

Al fin llegamos a la Danza de dragones. Hasta ahora, las piezas se estaban colocando con prudencia por temor a una guerra que, a cada capítulo que pasa, se volvía más y más inevitable. Por algo era, visto lo visto en este cuarto episodio, el mejor de toda la temporada.

DAEMON Y SUS FANTASMAS

1

En el marco de la guerra, el arco que más se aleja del conflicto es el de Daemon en Harrenhal. Lo que no quiere decir que no tenga interés.

De momento, queda claro que ocupar ese inmenso castillo ha sido un error. Daemon apenas cuenta con aliados porque los Arryn están liderados por un hombre que no puede tomar decisiones. Mientras se sumerge en largas conversaciones diplomáticas, los Verdes continúan ocupando las Tierras de los Ríos dejando al enorme asentamiento aislado.

Eso sí, la diplomacia no es tan interesante como el conflicto en el interior de Daemon, asediado por los fantasmas de Harrenhal, que le acosan en forma de errores vivientes de su pasado. No hay que olvidar que el mundo de Canción de Hielo y fuego es un mundo mágico en el que existen fenómenos que no terminamos de conocer del todo.

Además, Daemon está muy acompañado por dos de los personajes secundarios más interesantes de La casa del dragón. Por un lado, el castellano Simon Strong, hombre de honor. Por el otro, Alys Ríos, un personaje que lo tiene todo para triunfar en la serie. Pocas escenas y diálogos contundentes.

No sabemos qué le ocurrirá a Daemon tras su paso por Harrenhal, pero no tengo ninguna duda de que será un hombre distinto.

LA GUERRA AVANZA

2

Mientras tanto, los Negros llevan mal camino, sin estar dirigidos por su reina y con un consejo guiado por la desesperación de no tener un ejército continental.

Finalmente, Rhaenyra regresa convencida de que la guerra es inevitable y decide mandar un dragón para defender Reposo del Grajo, la única conexión continental con Rocadragón.

Pero los Negros, en general, van un paso por detrás.

Las tropas de Cole conquistan castillos de toda la zona de los Ríos mientras el rey Aegon se ve sometido a las decisiones de estrategas mejores que él, como su propio hermano Aemond o Larys Strong. Alicent se lo dice claramente. No ha sido nada humilde y ha pensado que el mero hecho de portar una corona ya le convertía en alguien más especial, cuando lo único especial que ha obtenido es un trono sin hacer absolutamente nada.

Como era de esperar, Aegon no acepta lo dicho por Alicent y, borracho como una cuba, coge su dragón y marcha hacia la batalla buscando un golpe de autoridad por su parte.

Lo que va a encontrar es bien distinto.

LA BATALLA

3 1

Como era de esperar, cuando La casa del dragón lo pone todo en el asador (nunca mejor dicho), impresiona. La batalla de Reposo del Grajo es la mejor escena de lo que llevamos de temporada.

Cole había previsto que los Negros debían enviar un dragón al castillo porque no tienen tropas continentales, así que habían tendido una trampa al jinete que viniera del bando Verde.

La elegida es Rhaenys, la única voz razonable que ha sobrevolado a los dos bandos. La que pudo matar a Aegon pero decidió no desatar la guerra será la que lidere la primera batalla una vez que Rhaenyra lo ha intentado todo por evitarla. Qué presencia la de Eve Best, una de las mejores actrices del reparto de La casa del dragón.

La batalla es demoledora, resultando en la muerte de Aegon, traicionado por su propio hermano (alguno que otro decía que había cambiado tras la muerte de Lucerys) y de Rhaenys frente a Aemond y su bestial Vhagar.

La primera gran batalla de la Danza de Dragones finaliza con la pérdida de un de las mejores jinetes de los Verdes y del rey de los Negros. Eso sí, tampoco tenemos una confirmación de la muerte de Aegon, aunque no sé si preferiría estar muerto tras la batalla que ha librado.

La reincorporación de Daemon se hace más urgente que nunca, sobre todo porque los Negros siguen sin tener ejército en el continente y los Verdes cada vez controlan más territorio.

¡Un saludo y sed felices!

¡Nos leemos en Las cosas que nos hacen felices!

Fernando Vílchez
Fernando Vílchez
Comecocos. Intento aprender como si viviera para siempre y vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.
ARTICULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos

Comentarios recientes

Dos años después de su impactante final, volvemos a Poniente y al universo ideado por la mente maestra de George R. R. Martin. En un mundo dominado por Netflix, el fenómeno televisivo (junto a Perdidos) del siglo XXI fue la fantasía épica con dejes...Análisis de La casa del dragón. Temporada 2. Capítulo 4.