Big Fish & Begonia: Un excelente anime a la sombra de Ghibli

0

Cuando hablamos de largometrajes de anime, se nos suelen venir a la cabeza las películas del estudio Ghibli, que consiguió aportar la respetabilidad que necesitaba a una rama de la animación que solía desestimarse como un entretenimiento plagado de sexo y violencia. Sin embargo, hay muchas películas que logran trasladar emociones similares, incluso si nos olvidamos de las opciones más evidentes. Hoy hablaremos de una de esas joyas desconocidas, en este caso disponible en Netflix: Big Fish & Begonia, un esfuerzo bastante encomiable de dos directores novatos que ofrecen una visión interesante sobre el mundo de los muertos, recomendable para toda la familia.

El nado del delfín rojo

Este largometraje, inspirado en una antigua leyenda china, se basa en la premisa de un mundo paralelo al nuestro en el que unas criaturas conviven con los humanos: en este caso, se trata de un pueblo de espíritus que se manifiestan en seres marinos cuando viajan al mundo terrenal. Descubrimos este mundo paralelo desde el punto de vista de una de sus habitantes, Chun, que descenderá al mar bajo la forma de un delfín por su decimosexto cumpleaños pero que, por desgracia, acabará atrapada en la red de un pescador durante una tormenta. Si no vuelve a casa a tiempo, como sucede en tantos cuentos, acabará encerrada para siempre en el mundo de los humanos…

…pero, por suerte, un joven humano nada a su rescate y consigue salvarla antes de que se le acabe el tiempo, perdiendo la vida en el proceso. De vuelta en su mundo, Chun hace un pacto con un siniestro ser para que el chico se reencarne en la Tierra a cambio de la mitad de sus años de vida. En la tierra de los espíritus, deberá cuidar del alma de su salvador hasta que esté lo suficientemente madura como para resucitar. Sin embargo, esto levanta la suspicacia de sus congéneres, entre los que hay elementos que comenzarán a conspirar para que este visitante no altere el orden natural.

Un universo de leyendas

Lo primero que destaca en este filme es su estética, mostrando un más allá fascinante con unas reglas muy concretas y una casta de seres diferenciados por sus ropajes, algunos de ellos inspirados en el atuendo de los nobles y los altos funcionarios de la antigua China, pero que a su vez resultan únicos y alienígenas, lo que se agradece en el género fantástico. El rojo es un motivo constante a lo largo de la película, aportándole a ésta una uniformidad que nos permite hablar de una consistencia interna envidiable. Esto tiene un gran mérito teniendo en cuenta la rapidez con la que el argumento cambia y los distintos tonos que muestra, desde un comienzo optimista y ligero hasta una conclusión rayana en la tragedia, impregnada de las moralejas más crueles que suelen mostrar las leyendas.

Todo esto se hace sin que resulte forzado, con unas nociones sobre este universo establecidas desde el principio y llevadas hasta sus últimas consecuencias por un guion inteligente. Y, por supuesto, a través de unos hermosos fotogramas que en ocasiones podrían colgarse como cuadros: la película, cuando puede, narra con imágenes todo lo que otros habrían contado con unos diálogos que habrían distraído de la belleza de este mundo, y eso se agradece.

El trabajo de personajes de Big Fish & Begonia también es meritorio, al menos en los protagonistas: la determinación de Chun por proteger el alma del hombre que la salvó, así como la lealtad de su amigo Qiu, que tratará de ayudarla pese a los problemas que esto le acarrea, son características personales muy sencillas y arquetípicas, pero que permiten establecer los mimbres para escenas dramáticas y cómicas muy efectivas, y que sientan las bases para una bella escena final que no por inesperada es más lógica y emocionante. En cuanto al resto de actores de esta tragicomedia, la cinta decide no pasar mucho tiempo con ellos, por lo que es inevitable pensar que unos minutos más de metraje habrían favorecido mucho el desarrollo de los secundarios y antagonistas. Sin embargo, el filme consigue presentar el conflicto principal de un modo bastante hábil, huyendo del maniqueísmo y recordándonos que no deberíamos llamar al protagonista, por defecto, «el bueno». A veces, puede que no lo sea.

La alargada sombra de Mononoke

A pesar de esto, Big Fish & Begonia tiene un gran problema: sin duda, cuando hemos mencionado un mundo fantástico con unas normas establecidas, unos personajes sencillos pero agradables y un conflicto con su escala de grises, muchos habrán pensado en algunas de las obras más representativas de Hayao Miyazaki, como La princesa Mononoke o El viaje de Chihiro… y, seamos sinceros, nuestro agudo lector no se equivoca mucho al pensarlo.

Estamos ante un producto de excelente calidad, pero no ante un esfuerzo revolucionario, porque el estudio Ghibli ya se ocupó de contar historias como ésta hace décadas, y lo hizo mucho mejor.

No debemos ser muy duros con los directores de esta película, dado que ésta es su ópera prima y llega a superar a algunas de las obras menores de la célebre casa de animación, pero la influencia de Miyazaki y compañía es tan evidente que no se pueden ignorar ciertas odiosas comparaciones: la animación es bella, pero no es Ghibli. Los personajes nos caen simpáticos, pero no son los de Ghibli. Y no deberíamos exigírselo pero, si tanto el guion como las ilustraciones tratan de imitar a estos maestros del anime, es de justicia hacer esta comparación.

Conclusión

No me gustaría que este último párrafo disuadiera a los lectores de echarle un vistazo a Big Fish & Begonia: a pesar de sus problemas de identidad, esta cinta presenta unos hallazgos visuales y argumentales bastante sólidos, además de una historia atemporal que niños y mayores podrán disfrutar por igual. A veces, no hay que ser el mejor para merecer la pena.



el autor

Periodista recién graduado. Redactor en esta página y en el portal digital madridesnoticia. Creador de contenido para redes sociales. He publicado siete libros de ciencia ficción y fantasía en formato ebook, y cuento con un blog donde expongo mis proyectos. Si pinchas en esta casita tan maja, podrás verlo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Continuamos con esta sección que busca animar a la lectura de cómics, ya sea para novatos en esto del noveno arte o para aquellos que…