IniciocineCrítica de Bad Boys For Life (2020)

Crítica de Bad Boys For Life (2020)

Bad Boys o Dos policías rebeldes como se titulaba en España a las dos primeras partes, es una trilogía con la cual personalmente paso unas horas super divertidas. Una saga que ha sabido reformular lo que ya hiciese otra como Arma Letal en los ochenta y noventa pero adaptándose a los tiempos. Y digo  que adaptándose porque lo de Bad Boys no es fácil viendo los años de cada una de las películas, 1995, 2003 y 2020, ahí es nada. ¿Cómo les ha sentado cabalgar juntos de nuevo? Acompañadme y os lo cuento. Antes os dejo con el artículo de mi compañero José Carlos dedicado a Mike Lowrey en la sección Los más chulos del barrio:

Lo importante de una buena némesis y un gran director.

Lo bueno de Bad Boys es la química de los dos protagonistas pero eso es algo que en una Buddy Movie es básico, si no hay química la película se hunde. Grandes parejas como la de Arma Letal, 48 horas, Danko, calor rojo (para mí la mejor, ahí lo dejo) o Tango y Cash han elevado los filmes por esa química. En el caso que nos ocupa, la primera entrega se veía acompañada además de un malo carismático como era Fouchet (Tcheky Karyo). Ya en la segunda, la cosa chirriaba con nuestro Jordi Mollá haciendo de un estridente narcotraficante cubano. No obstante la papeleta se salvaba debido a la compenetración de los dos protagonistas que nos deleitarían con grandes carcajadas y espectaculares escenas de acción y persecución. En Bad Boys For Life seguimos cayendo en picado y se nos presentan unos enemigos desde el minuto uno (esa fuga de la carcel además de verse venir no tiene nada bueno a destacar) que no acaban de engancharnos pese a la escena del tiroteo en moto a cierto personaje. Y cuando conocemos las motivaciones del villano apaga y vámonos. Es verdad que el libreto (firmado por George Gallo, David Guggenheim, Anthony Tambakis, Chris Bremner y Joe Carnahan que iba a dirigirla en su momento) sabe de tirar de aquí y de allá para entregarnos una película sumamente entretenida a lo largo de sus dos horas y para eso vemos cine al fin y al cabo.

¿Y qué decir del cambio en la silla de dirección? Para un fan del Bay de los Bad Boys, Armageddon y La Roca se echa mucho en falta. En esta ocasión encontramos a los belgas Bilall Fallah y Adil El Arbi tras la cámara y es que no hay color: las dos anteriores eran un deleite visual, adrenalina pura y videoclipera made in Michael Bay. Los belgas apenas cumplen, yo personalmente desde luego he echado de menos marearme con esas secuencias adrenalíticas marca de la casa.

Conocer tu pasado.

Diecisiete años han pasado desde la última vez que Martin Lawrence y Will Smith se juntaron, desde entonces la carrera de ambos ha discurrido de forma desigual. El primero con las típicas comedias americanas ha ido cayendo en el olvido y el segundo que gozó de grandes éxitos en la década pasada ha ido viendo como su estrella se ha ido apagando en la presente. Quizás por ello era el momento de volver. Michael Bay se ha bajado del carro por conflictos de agenda sobre todo, ya que le ha pillado con la realización de 6 en la sombra, cuya crítica os dejo aquí.

¿Y qué nos cuentan en esta ocasión? Pues rencores de un pasado muy lejano que exigen venganza. Para ello la historia hurga en el pasado de Mike Lowrey, sin duda alguna un acierto a estas alturas de la saga aunque es cierto que no acaba de estar bien ejecutado sobre todo por como son esos villanos. Tenemos por un lado a la actriz Kate del Castillo ejerciendo como villana máxima de la función. Una bruja con cierto toque sobrenatural a la cual no le pillé nunca la gracia. Y después tenemos al hijo de ella. Ambos personajes están vinculados de cierta forma a Lowrey por lo que hay una vendetta contra nuestro personaje.

Donde no falla la película es en el humor, la química entre nuestros personajes principales sigue intacta con contínuos chascarrillos al paso del tiempo y es que Marcus es ahora abuelo y el bueno de Mike se echa tinte en la perilla. Además la película en una especie de juego se adapta a los tiempos y mete un grupo nuevo que servirá de apoyo a los Bad Boys, recordando a la camaradería de la saga Fast & Furious. Pese a los pocos minutos en pantalla el equipo tiene buena química, con persoajes ciertamente carismáticos.

No quería hablar de spoilers pero es que clama al cielo. El asesino resulta que es el hijo de Lowrey y acaban perdonándolo, con escena en créditos finales incluidas. El mismo tipo que es un asesino a sangre fría, matando entre otros al capitán Howard quien considera a Mike como un hijo. Pues Lowrey no solo no se acuerda ya de esto, sino que va a buscarlo a la carcel para una hipotética misión. Sin duda alguna aspectos que lastran el resultado final.

Valoración Final.

Bad Boys For Life es una digna secuela en algún escalón por debajo de la segunda y varios de la primera. Es sumamente entretenida, llena de humor y acción y de personajes carismáticos. La película es continuación directa de las anteriores y como tal sigue los mismos esquemas. Mike sigue siendo el hombre de acción y Marcus la voz de la razón, quien busca la solución más conciliadora. Se echa en falta a Michael Bay mucho. La saga se resiste a morir con ese final en créditos finales. ¿Tenía ganas del regreso de los chicos malos en una tercera película? Claro que si. ¿Deseo el regreso para la más que hipotética cuarta parte? Ya no tanto pero ojo, ahí estaré. Siempre del lado de los Bad Boys.

Cabalgamos juntos, morimos juntos. Rebeldes para siempre.

Un saludo y sed felices.

Carlos María Porras Castañoshttps://despojosdelahistoria.wordpress.com/
Community manager, Historiador y documentalista, apasionado del cine, las series, la lectura y el fútbol... en definitiva de las cosas que nos hacen felices.

3 COMENTARIOS

  1. Mike Lowwwwwrey. Gran análisis Carlos, eres todo un bad boy. La verdad es que la trilogía tiene momentos mejores y peores, pero lo que más aprecio de esta tercera parte, es que la química de los protagonistas se mantiene intacta y deja grandes momentos. Los malos a fin de cuentas son como en las otras pelis que mencionas, los hay mejores y peores, pero al final es la excusa que tenemos para ver a los protagonistas en acción. Sí que chirría que en la escena final pase eso que comentas, me parece fuera de lugar por lo que hizo el hijo de Lowrey, pero bueno, cosas de los guionistas. En fin, que nos quiten lo bailado con esta trilogía palomitera. ¡Un saludo!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad