Crítica de Campamento Cretácico: El mundo de Jurassic World se expande al terreno de la animación

2

¡Saludos fans de los dinosaurios! Cuando me enteré hace unos meses de que llegaría a Netflix la serie de animación “Campamento Cretácico”, que iba a expandir el mundo de Jurassic World, tenía sentimientos encontrados. Al margen de la magia que me despertó en su día el “Parque Jurásico” de Spielberg, apenas he vuelto a sentir esos chispazos en el resto de películas con dinosaurios, salvo en momentos puntuales. De hecho la película Jurassic World dirigida por Colin Trevorrow, me pareció entretenida sin más. Y quizás por eso Campamento Cretácico me ha sorprendido gratamente, porque no me esperaba gran cosa y ha sido entretenida y me ha hecho rememorar la obra de Spielberg.

Hay que comenzar diciendo que Campamento Cretácico está ambientada de forma paralela a los sucesos que suceden en Jurassic World, aunque centrando su foco en una zona distinta de la Isla Nublar. Esto es así porque en la serie los protagonistas son un grupo de seis adolescentes que se hospedarán en un campamento, donde tendrán sus primeras experiencias con los dinosaurios. A diferencia de lo que vimos en la película de Jurassic World, más centrada en la zona propiamente dicha del parque temático donde había actividades y espectáculos en vivo con dinosaurios, en el campamento todo es mucho más tranquilo. Hasta que la cosa se desmadra claro. Pero ya llegaré a eso.

Y aunque en la serie se mencionan a otros personajes de la película, e incluso vemos alguna escena de la misma como el accidente de helicóptero del propietario del parque, Campamento Cretácico tiene su propia identidad y recorre su camino con dignidad quitándose un poco el corsé de ser un producto surgido a rebufo de Jurassic World. Como productores ejecutivos no solamente están Colin Trevorrow o Frank Marshall, sino también Steven Spielberg, y de fondo tendremos una banda sonora que usando algunos de los temas del mítico John Williams, también acierta con las partituras nuevas.

¿La animación está a buen nivel? Desde mi punto de vista sí. Es cierto que el nivel visual brilla más cuando los dinosaurios están en pantalla que en las escenas donde solamente hay personajes humanos, pero me ha parecido notable. En ese aspecto me he llevado una de esas sorpresas agradables. Sí, es lógico pensar que, cuando se expande el mundo de Parque Jurásico y Jurassic World al terreno de la animación, ésta debería ser de un nivel aceptable, pero podría no haber sido así. Por eso el resultado me parece bastante digno.

¿A qué tipo de público está dirigida Campamento Cretácico? Esta serie, creada por Scott Kreamer y Lane Lueras, está principalmente dirigida a un sector infantil y adolescente, pero ojo, no por ello deja de ser disfrutable para los que ya estamos bastante creciditos. Y para quienes vimos en su día la primera película de Parque Jurásico, puede hacernos sentir un poco de nostalgia por la manera en la que los protagonistas van descubriendo las maravillas del parque y la tecnología, donde criaturas que se extinguieron hace miles de millones de años, campan a sus anchas. Además, como huevos de pascua veremos por ejemplo al “Señor A.D.N”, o se mencionará un artículo del conocido doctor Grant.

Los protagonistas de Campamento Cretácico son un grupo muy variopinto de adolescentes. En ese sentido me ha recordado un poco a los niños y niñas que iban a visitar la Fábrica de Chocolate de Willy Wonka, aunque aquí nadie es especialmente repelente, y pese a tener personalidades y orígenes muy distintos, todos terminarán congeniando y formando buen equipo para sortear todos y cada uno de los peligros que deberán afrontar en su huida del campamento, en especial cuando los dinosaurios salgan de sus jaulas y perímetros sembrando el caos. Cada personaje tiene su carisma, y eso es algo a agradecer.

Por ir concluyendo, desde mi punto de vista Campamento Cretácico es una serie notable de animación, gratamente sorprendente, y que sin ser una obra maestra, tampoco es de aprobado raspado. Con el ritmo frenético que va adquiriendo a lo largo de su desarrollo, donde las situaciones de tensión abundan por doquier, los episodios caen uno tras otro (sí, ayuda que duren poco más de 20 minutos), y esta primera temporada de 8 episodios se ve de una sentada. Eso sí, el último episodio deja un final abierto, preparando el terreno para una segunda temporada, y de momento no ha habido pronunciamiento desde Netflix sobre ello. Pero de ser así, será un placer volver a haceros crítica de Campamento Cretácico.

Y esto es todo por mi parte, hasta que volvamos a coincidir… tened cuidado a vuestro alrededor, y vigilad que no haya dinosaurios fuera de sus jaulas…



el autor

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en los fanzines "Hormigas" y "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

2 comentarios

  1. Esta serie, que a mí me ha aburrido un poco, aunque eso no tenga que ver, solo demuestra que no se puede ser más inútil que los directivos y dirigentes de estos parques.

    • José Carlos García el

      Hola Manuel. Mecachis, a mí me ha entretenido más que la segunda de Jurassic World, que me decepcionó bastante jeje. Si juntas a los ineptos que dirigen los parques, y que a pesar de todas las tragedias en la isla y con los dinosaurios el público siga acudiendo tan feliz… es para echarse a reír casi.

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad