InicioSeriesLas cosas que nos hacen felices opinan: las mejores series de 2022

Las cosas que nos hacen felices opinan: las mejores series de 2022

El 2022 se acaba y regresan nuestros artículos de las mejores series del año. Este 2022 nos ha traído series muy interesantes. Vamos, como cada año, para qué os vamos a engañar. Como somos redactores con gustos y criterios muy diferentes, nos ha quedado un listado de lo más variado.Vamos allá con el listado de las mejores series de 2022, o por lo menos las mejores que hemos visto, que no nos da la vida para todo.

Pedro Pérez S.

5 – Andor (Temporada 1), de Tony Gilroy (Disney+)

La serie de Star Wars por la que nadie daba un euro. El personaje de Cassian Andor (Diego Luna) no era el más recordado de Rogue One: una historia de Star Wars (Chirrut Îmwe le superaba en popularidad) pero han sabido dotarle de un pasado, una motivación y una personalidad compleja en una serie oscura y más adulta de lo que estamos acostumbrados en una saga que, por lo general, peca de infantilismo.

Tony Gilroy demuestra por qué es uno de los guionistas más reputados de Hollywood y se ha ganado un puesto en nuestro listado.

4 – The Old Man (temporada 1), de Jonathan E. Steinberg y Robert Levine (Disney+)

Que Jeff Bridges se involucre en una serie es ya un acontecimiento en sí mismo. Además está acompañado de John Lithgow en otra serie adulta, un thriller complejo y cargado de tensión que muestra sin tapujos lo que es volverse viejo.

También es verdad que ese análisis de la tercera edad que muestra en los primeros episodios se va diluyendo en favor del thriller puro y duro pero no le haremos ascos a una buena historia de espionaje. Al igual que Andor, ya ha confirmado una segunda temporada.

3 – Outer Range (Temporada 1), de Brian Watkins (Amazon Prime Video)

También es un acontecimiento televisivo una serie protagonizada por Josh Brolin. Outer Range llegó a Amazon Prime como un cruce entre Yellowstone y Dark pero por el camino adquirió connotaciones lynchianas. Es una serie entre la ciencia ficción y el misticismo, repleta de personajes extravagantes y, sobre todo, es una serie que engancha.

También tiene confirmada una segunda parte pero sin su creador, Brian Watkins, que será sustituido por Charles Murray (Luke Cage). En principio es una mala noticia. Al contrario que Andor y The Old Man, confirmadas ya para el próximo año, no sabemos cuándo nos llegará y Amazon nos tiene acostumbrados a tardar demasiado. A ver si no se hacen de rogar.

2 – Solo asesinatos en el edificio (temporada 2), de Steve Martin y John Hoffman (Disney+).

La única serie cuya segunda temporada entra en mi lista. La temporada 2 de Solo asesinatos en el edificio está a la altura de la primera o puede que incluso sea mejor y por eso es que, como el año pasado, vuelve a figurar en nuestro listado.  Steve Martin, Selena Gómez y Martin Short siguen resolviendo misterios en el Arconia, a camino entre el Cluedo y las películas de Woody Allen.

Es una serie brillante, con excelentes diálogos y episodios que rozan la perfección. A eso se suma que los mismos son de corta duración, apenas media hora. ¿Es casualidad que me haya quedado en las primeras posiciones con series que cuentan mucho en poco tiempo? Tanto esta serie como la siguiente hacen de la narración un arte y lo más importante, se apoyan en sus actores y cuentan historias acerca de seres humanos, de carne y hueso. No os la perdáis.

1 – The Bear (temporada 1), de Christopher Storer (Disney+).

Para mí y mucha gente, LA SERIE DEL AÑO, con mayúsculas. The Bear cuenta la historia de Carmen Carmy Berzatto (sensacional Jeremy Allen White), un chef de estrella Michelin que se ve obligado a encargarse de un restaurante familiar tras el suicidio de su hermano.

Las dos primeros episodios te trasladan a la cocina del lugar y son maravillosos, vibrantes, de esos que producen vértigo. También hay uno rodado en un solo plano secuencia, sin trucos ni artificios, que debería ser de visionado obligado. Son solo 8 episodios y su segunda temporada también está confirmada.

Los personajes de The Bear son ambiciosos, miserables, entrañables, humanos y auténticos. Cuando crees que odias a alguno, acabas por rendirte y amarlo. No hay palabras para describir The Bear. Ni para criticarla porque ya lo dije en su momento: a The Bear no se la critica. Se la adora. Y punto.

Carlos María Porras

Muy buenas; aquí estoy un año más eligiendo la crème de la crème en lo que se refiere a lo mejor del año en series. Yo para este artículo soy muy especialito y he decidido solo incluir miniseries o primeras temporadas, nada de series comenzadas como la grandísima Better Call Saul.

Otra cosa que quería decir: hay muchas que me han faltado por ver y que seguramente podían haber optado a luchar por entrar en esta lista, pero la oferta es ilimitada y nuestro tiempo es escaso.

Hechas estas puntualizaciones, nos ponermos al lío sin más dilación.

5. Monstruo La historia de Jeffrey Dahmer (Miniserie), de Ryan Murphy (Netflix)

No estaba esta serie entre mis prioridades. Me parecía que transmitía un morbo innecesario. Pero ahí que fui ante la recomendación de varios amigos. He de decir que hay que tener estómago para verla pero sin duda estamos ante uno de los fenómenos del año.

Hay varios aspectos a destacar en la serie, para empezar la puesta en escena es de las mejores del año. Luego tenemos un énfasis en el racismo sistémico y el fracaso institucional de la policía, que permitió que Dahmer continuara su matanza con total impunidad a los largo de diez años.

Pero lo mejor está en la magnífica interpretación de un colosal Evan Peters, joven actor que viene pisando fuerte en los últimos años. Su papel de Dahmer es sin duda el espaldarazo definitivo a una muy buena carrera.

Os dejo con la crítica de mi compañera Lucía.

4. The Dropout: Auge y caída de Elizabeth Holmes (Miniserie), de Elizabeth Meriwether (Disney+)

Pues una de las grandes sorpresas del año y que entra con total merecimiento a mi top cinco. Maravillosa Amanda Seyfried haciendo el papel de Elizabeth Holmes, una joven que crea la empresa Theranos, que prometía revolucionar el mundo del diagnóstico clínico y acabó siendo una gran estafa multimillonaria.

Es un drama basado en hechos reales que podría ser muy duro pero que está construido  de forma muy hábil  para llevarlo al terreno de la comedia.

Holmes crea una startup con una idea clínica revolucionaria que nunca podrá llevar a cabo, pero sus visitas a grandes inversores no dejan de sucederse, por lo que Theranos supone una gran estafa.

Pero lo mejor radica en la interpretación de Seyfried. Es una actuación impecable con grandes escenas que se quedan en lo mejor del año, como cuando se pone frente al espejo y cambia su tono de voz para ganar confianza y convertirse en lo que no es.

Stephen Fry, Naveen Andrews y William H. Macy completan un reparto de la que es para mí una de las mejores series del año.

3. Por mandato del cielo (Miniserie), de David Mackenzie, Dustin Lance Black, etc (Disney+)

Sin mucho ruido llegó a Disney+ una de las grandes series del año. Protagonizada por Andrew Garfield en quizás su mejor papel hasta la fecha. Interpreta aquí a un inspector mormón convencido, no acostumbrado a la violencia y que junto a su compañero Bill Taba (Gill Birmingham), un nativo americano originario de Las Vegas, serán los encargados de investigar los crueles asesinatos, ocurridos en un suburbio mormón, de una joven y su hija de tan solo 15 meses.

Una serie que pongo al nivel de la primera True Detective. Es dura, conforme vemos cómo la religión que profesan estos personajes los lleva al camino de la violencia.

La historia va dando saltos en el tiempo de forma muy acertada: así conoceremos los violentos inicios de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, encajándola perfectamente en los hechos del presente.

Es muy triste ver cómo los Lafferty, la familia protagonista, se dejan imbuir por la religión hasta cotas que sobrepasan lo moralmente cuestionable.

Al final, la serie nos enseña la cara más amarga de las religiones: el fanatismo, que es brutalmente exhibido.

Sin duda, un grandísimo drama criminal.

2. Sandman (Temporada 1), de Neil Gaiman, David S.Goyer (Netflix)

Qué maravilla de serie ha creado Netflix. La he disfrutado una barbaridad y me he comprado los cómics a raíz de la misma. No tenía grandes expectativas y es de lo mejor que he visto en mucho tiempo.

Una serie en la que evidentemente es importante  el empaque visual, sobre todo cuando nos lleva a otros mundos, pero donde destaca especialmente es en el arte de contar una gran historia. Se nota que está Neil Gaiman detrás. Mucha mitología y muchos personajes que os van a encantar.

Sin duda, todo un acierto de Netflix el haber apostado por una segunda temporada donde seguiremos disfrutando de grandes personajes como Sueño, El Corintio, Muerte o Johanna Constantine.

Esta serie tiene dos episodios que son para mí los mejores del año.

1. La Casa del Dragón (Temporada 1), de Ryan Condal (HBO)

Madre mía, esto es saber hacer las cosas. Menudo pedazo de temporada. Y mira que estaba la cosa complicada. Competía contra Los anillos de poder y por supuesto con la serie original, y pese a un comienzo dubitativo y reiteradas elipsis, la serie se ha postulado para mí como el evento del año.

He descubierto a un actorazo como Paddy Considine, quizás el personaje del 2022. Nos ha dejado escenas para la posteridad.

Y por supuesto destacar que La Casa del Dragón es pura esencia de Juego de Tronos. Es una serie donde priman las conversaciones y traiciones en palacio sobre la acción pero cuando esta llega lo hace de manera magistral.

La mejor serie del año (para mí).

FERNANDO VÍLCHEZ ESPAÑOL

2022 ha sido un año realmente interesante en cuanto a series y es difícil quedarse con las cinco mejores. Para seleccionarlas, me he quedado con aquellas miniseries y primeras temporadas más destacadas de este año. He de decir que mi quinto puesto está al mismo nivel que La casa del dragón pero, dado que mi compañero la ha incluido en su lista, he optado por una más desconocida para que cumpla el sentido de un artículo como este: que veáis la serie.

5. IRMA VEP, de Olivier Assayas.


Una pena que esta serie no haya sido más conocida por el público general, aunque no se trate de una serie para todos los gustos. Y es que, probablemente, Irma Vep sea uno de los productos más metacinematográficos de la historia.

Básicamente, la serie habla del rodaje de una serie para plataformas basado en Les Vampires, la primera “serie” de la historia del cine (de 1915, ni más ni menos), a cargo de un director que ya había intentado rodar un remake en cine. Para ello, contrata a una actriz norteamericana comercial en su primer proyecto más creativo.

Esencialmente, Irma Vep narra los entresijos del rodaje de una serie para mostrar lo imposible de hacer cine. Tomas eternas, pequeños detalles que estropean toda una secuencia, inseguridades de cada uno de los miembros del personal artístico… Encima, su director, Olivier Assayas, es toda una proyección de la serie: dirigió una película llamada Irma Vep en 1996.

Además, es el mejor papel de Alicia Vikander. ¿A qué esperáis para verla?

DISPONIBLE EN: HBO MAX

4. The Staircase, de Antonio Campos.


2022 es el año de los true crime, aquellos productos que adaptan crímenes reales. El primero de esta lista es The Staircase, miniserie de HBO Max que dirige Antonio Campos, director de la notable The Sinner.

Protagonizada por unos impresionantes Colin Firth y Toni Collette en papeles muy distintos a los acostumbrados, The Staircase funciona a tres niveles.

En primer lugar, la investigación y el proceso judicial del misterioso accidente de una mujer que se cayó por las escaleras y cómo su marido fue culpado. En segundo lugar, la realización de un documental (que tenéis en Netflix) en el que la montadora de escenas se acabó enamorando del marido. En tercer lugar, la vida de la pareja antes del “accidente”.

En definitiva, una serie fascinante sobre el lado oscuro que tenemos todos nosotros. Porque está claro que el protagonista era un mentiroso. ¿Pero era un asesino?

DISPONIBLE EN: HBO MAX

3. Por mandato del cielo, de David Mckenzie y Dustin Lance Black.

Segundo true crime de la lista y, probablemente, el más polémico de todos ellos.

Basado en el best seller de Jon Krakauer, Por mandato del cielo se centra en el asesinato de una joven y su hijo de quince meses y su relación con una familia mormona que se va radicalizando hasta el punto de orquestar un asesinato por mandato divino.

Aparte de la propia investigación del hecho, a cargo de unos impresionantes Andrew Garfield y Gil Billingham, lo que hace a Por mandato del cielo una serie por encima de la media es la narración de la progresiva radicalización de una familia mormona en la que la frontera entre realidad y locura es, prácticamente, invisible, así como su conexión con el relato de los orígenes del mormonismo.

Por lo tanto, tenemos una serie que se mueve continuamente entre el sensacionalismo de unos hechos macabros, lo provocativo de atacar las incongruencias del fundamentalismo y la reflexión sobre la fe y el uso que hacemos de ella.

DISPONIBLE EN: DISNEY +

2. Encerrado con el diablo, de Dennis Lehane.

Tercer true crime de la lista. El escritor Dennis Lehane (Mystic River o Shutter Island, entre otras) escribe su primera serie sobre la relación carcelaria entre un posible asesino en serie y un encantador traficante de drogas que debe obtener una confesión del primero a cambio de la libertad.

A diferencia de otros true crime, Encerrado con el diablo se caracteriza por la ausencia casi total de violencia gráfica. A través de un tremendo duelo interpretativo, los estupendos diálogos de Lehane evocan la perturbadora mente de un psicópata y, sobre todo, demuestra el poder que tiene la palabra como herramienta para diseccionar nuestro mundo interior y sacar a relucir el diablo que todos tenemos dentro. Una joya.

DISPONIBLE EN: APPLE TV+

1. Separación, de Dan Erickson

En un futuro cercano, una empresa implanta un chip a sus trabajadores que les permite “separarse”. Es decir, en el momento en el que atraviesan las puertas de su trabajo, dejan de recordar quiénes son fuera de la empresa. Y, por el contrario, cuando están en su vida privada desconocen nada de ellos mismos en el trabajo.

Separación es una premisa fascinante que lo tiene todo: una intriga destinada a rompernos la mente que no hace sino aumentar conforme avanzan los capítulos pero también una carga dramática brutal. Porque hay que quererse poco o desear olvidar mucho para pasar ocho horas diarias de tu vida en blanco.

Así, los capítulos pasan deseando saber más de los personajes protagonistas fuera de la empresa sin dejar de asombrarnos por las normas impuestas dentro del trabajo, con unas instalaciones imposibles (esos largos pasillos que parecen no conducir a nada) y un reglamento escrito para ser un manifiesto de connotaciones casi religiosas.

Imprescindible.

DISPONIBLE EN: APPLE TV+.

Pedro Pérez S.
Pedro Pérez S.
Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS