IniciocomicsReseñas de cómicsReseña de Ascender 3: El mago digital. El regreso de unos viejos...

Reseña de Ascender 3: El mago digital. El regreso de unos viejos conocidos

Jeff Lemire y Dustin Nguyen siguen con su historia rio en Ascender 3, el Mago Digital, dando muestras de su gran talento mientras colocan todas las piezas que estaban desperdigadas en el gran tablero que sirve de escenario para una saga de proporciones cada vez más grandes y que en España está publicando Astiberri.

Análisis de Descender. Un grandísimo cómic de cienca ficción que llega al corazón

Reseña de Ascender 1: La galaxia hechizada

Reseña de Ascender 2: El mar muerto. 

Cuando empezamos a leer Ascender, parecía que los autores habían decido romper con el pasado y empezar una nueva historia. Poco a poco ha ido quedando cada vez más claro que Descender y Ascender no son sino una sola saga en dos partes. Si, hemos dejado atrás la tecnología para abrazar a la magia, pero lo que Lemire y Nguyen parecen querer decirnos es que no son más que las dos caras de una misma moneda. De esta idea viene el título de este tercer volumen: El Mago Digital.

Si en el libro anterior conocimos como se paso de un universo tecnológico a uno mágico, en este los autores se dedican a mover a todos los personajes que hemos ido conociendo a lo largo de todos estos años para irlos colocando en el sitio que les corresponden. Ya habíamos recuperado al genial Taladro, ese robot asesino de buen corazón, aunque también parecía que habíamos perdido a Effie, la madre de la pequeña Mila. Pues bien, en este libro hay más regresos inesperados.

ascender-las-cosas-que-nos-hacen-felices
Taladro en acción

La historia sigue como hasta ahora por varios caminos. Por un lado, el grupo de Mila, Tesla y compañía aumenta su número con la llegada de Taladro y logran salir del planeta donde estaban. El viejo mago que acompaña a Taladro parece convencido de que Mila tiene en su interior un gran poder mágico que debe intentar controlar.

Pero lo que este grupo no podía esperar es que en el planeta en el que han ido a buscar refugio se iban a encontrar a un viejo conocido que, aunque este algo cambiado, sigue tan loco siempre. Y este personaje será clave para poder reparar Bandido y poder acceder al mapa estelar que tiene guardado. La sorpresa llega cuando ese mapa se muestra como algo mucho mejor y abre el camino a la llegada de un viejo conocido que parece tener la clave de todo.

Por otro lado, vamos a ver el destino que aguarda a Andy y Effie, dos personajes que siguen luchando por recuperar el tiempo y el amor perdido mientras se enfrentar a las hordas de vampiros que los persiguen. Menos mal que cuando todo parece perdido encuentran un aliado que los lleva a un pueblo que esconde mucho más de lo que se ve a simple vista.

El corazón de Effie ha dejado de latir… o no?

Y por último tenemos a Madre, la gran villana de la historia, que ha sufrido una inesperada derrota a manos de una no menos inesperada rival. El equilibrio en el mundo mágico está cambiando y Madre vuelve a ser alguien pequeño, sin poder y en manos de un ser superior que maneja sus hilos y que solo la quiere para tener acceso a su ejército.

Con todos los personajes por fin en danza, Lemire y Nguyen dan un pequeño acelerón la historia. Después de un par de tomos donde primaba la presentación de la historia y la evolución de los personajes, toca avanzar un poco más y presentar los misterios que van a ser el eje de la historia. La manera de hacerlo, a través de viejos conocidos, es genial, ya que nos permite reconectar con los amigos que habíamos ido dejando por el camino para emprender con ellos una nueva senda que parece cada vez más emocionante.

Madre encuentra la horma de su zapato

Jeff Lemire es un gran guionista que a veces se pierde un poco entre las grandes ideas que presenta, como le ha pasado con Gideon Falls. Otras veces, se dedica a dar vueltas y vueltas hasta llegar al meollo de la cuestión como en Black Hammer.

Pero cuando logra encontrar el equilibrio siempre ofrece historias frescas, entretenidas y con un fondo humano que es complicado de encontrar en otros autores. Y en este díptico Descender/Ascender lo ha logrado totalmente, así que siempre es un placer su lectura.

Y sobre el arte de Dustin Nguyen poco se puede añadir a lo que ya he dicho en las reseñas de los volúmenes anteriores. Sus páginas son muy bonitas ya que su estilo impresionista es muy adecuado para el tono fantástico de la historia, pero cuando hay que volver a plasmar como en este volumen, se le vuelven a ver las costuras.

El dibujo de Dustin Nguyen no es tan vistoso con la tecnología

En resumen, el tercer tomo de Ascender acelera en cuanto a la trama principal, volviendo a traer a la historia a los personajes que todos queremos y amamos a la vez que va dejando caer pista sobre la dirección de la historia.

Juanjo Avilés
Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

2 COMENTARIOS

  1. Aquí Lemire está en plena forma. Una pena que se vaya a acabar con el siguiente tomo, así que tocará volver a acelerar el ritmo, porque tenemos muchas tramas abiertas. Un saludo.

    • Que tal Manuel? Totalmente de acuerdo contigo, Lemire se está saliendo en esta serie. Aunque me da un poco de miedo por como va a poder cerrar todas las tramas en un solo tomo… Habrá que tener confianza

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Análisis de Titans (Titanes). Temporada 3. Capítulo 9

Bienvenidos, seguidores de Titanes (Titans) a otro capítulo más de esta serie de HBO Max que tan buenos momentos nos está dejando. En este...