InicioseriesSe estrena hoy la quinta temporada de La Casa de Papel: la...

Se estrena hoy la quinta temporada de La Casa de Papel: la historia real detrás y las causas del éxito

Se terminó la espera. Hoy se estrena la quinta temporada de La Casa de Papel, la serie española más exitosa de Netflix. Analizamos las causas de tan contundente éxito internacional y la historia real por detrás, a la vez que anticipamos con qué nos podemos encontrar.

Y llegó el día. Hoy Netflix sube a su plataforma los cinco primeros episodios de la quinta temporada de La Casa de Papel, en los cuales veremos a la banda contra las cuerdas en medio de una guerra; los cinco restantes llegarán el 3 de diciembre y nos conducirán al esperado desenlace con el final de cada uno de los personajes y un tono emotivo que, con cierre explosivo, nos remitirá al inicio.

Adelantamos aquí algunas hipótesis sobre el final y echaremos luz sobre algunos aspectos de producción y actores, a la vez que intentaremos develar cómo una historia de atracadores en mono rojo y con máscaras de Dalí se convirtió en éxito mundial. De momento y en caso de que no hayan visto las temporadas anteriores, pueden leer tranquilos, ya que los spoilers estarán debidamente avisados antes de llegar a ellos.

¿Por qué es tan adictiva y cautiva pasiones en la aldea global?

Estrenada sin gloria en Antena 3, la serie producida originalmente por Atresmedia cobró recién notoriedad cuando Netflix la adquirió y subió a su catálogo. No es que haya habido gran expectativa inicial (ni siquiera tuvo lanzamiento o publicidad), pero ya conocemos el toque del Rey Midas: el gigante del entretenimiento adaptó los capítulos a duración estándar de cuarenta minutos y los segmentó en dos temporadas, transformándola así en el fenómeno mundial que hoy conocemos. Hasta el propio Stephen King la incluyó entre sus series favoritas.

Para entender algunas claves del thriller ideado y producido por Álex Pina, recomendamos leer:

Crítica de la Casa de Papel, éxito internacional de la Televisión Española en Netflix (PGA, 2018)

Buena parte de la clave del éxito reside en la empatía. El que una banda de atracadores, con una planificación plagada de planes B, se infiltre en la Casa de la Moneda para generar el propio dinero que van a robar y vayan después por la reserva de oro de España, es vista por el público como una lucha antisistema que burla el orden establecido sin daños a terceros y que explica en buena medida esa mencionada empatía por los personajes.

La Historia Inspiradora

El origen del atraco perfecto, con sus cuidados detalles previos a la puesta en escena, está inspirado en un robo real llevado a cabo en Argentina en 2006 contra la sucursal del Banco Río de Acassuso. Además del recurso de boquete y túnel de escape cavado con antelación, el mismo fue hecho con pistolas de juguete, sin daño a las víctimas y huyendo con gomones por las alcantarillas llevando un botín de 15 millones de dólares (de los cuales solo uno pudo ser recuperado). En el lugar se dejó un cartel diciendo: “En barrio de ricachones, sin armas ni rencores, es solo plata y no amores”.

Fernando Araujo, el líder de la banda, era apodado “el maestro” (difícil no asociar con “el Profesor”) y aunque pueda sonar extraño y hasta cómico, llegó a declarar a la prensa que pensó en reclamar judicialmente a la producción de la serie por robarle la idea, pero declinó hacerlo (¿código entre ladrones?). No deja de sonar alocado el invocar derechos de autor por un delito y, además, es probable que rija aquí aquello de los cien años de perdón.

Hemos hablado de atraco perfecto pero aquel no lo fue: un despecho amoroso hizo que la esposa de uno de los involucrados le denunciara y tras él caería el resto de la banda. Parece una fuerte ironía que el programa más elaborado pueda fallar ante las pasiones humanas, las cuestiones del corazón y una pareja estafada sentimentalmente: a tenerlo en cuenta para la resolución de esta temporada final. Y también si están tramando algo…

El hecho inspiró en 2020 una película argentina titulada El Robo del Siglo, dirigida por Ariel Winograd y protagonizada por Diego Peretti y Guillermo Francella, que no debe ser confundida con la miniserie colombiana del mismo año y casi idéntico título ( en su caso, El Robo del $iglo), inspirada en el atraco de 1994 contra el Banco de la República en Valledupar, Colombia.

Fiebre Mundial

Lo que ha generado La Casa de Papel alrededor del mundo es imposible de comparar con cualquier otra serie de habla hispana, aun cuando las haya habido exitosas. La influencia e identificación tuvieron réplica en el Escape Room que, como juego de anticipación, se instaló en Madrid durante 2018, es decir previo al encierro obligatorio impuesto por la pandemia. Sobre esta atracción pueden leer más en:

La Escape Room de la Casa de Papel llega a Madrid por tiempo limitado. (Enrique Ortega, 2018)

En la India, una empresa de tecnología da hoy día libre a sus empleados para que vean el estreno de la quinta temporada de La Casa de Papel. El CEO de la misma, en el comunicado, dice “Toma popcorn, congélate en tu sofá y prepárate para despedirte de nuestro querido Profesor y el resto del elenco”.

En Argentina, para manejar el nivel de ansiedad de los seguidores y además incluirlos en el desafío emocional de la trama, la plataforma de la N roja ha incorporado una terapia para canalizar las frustraciones a través de insultos. En CheNetflix, su cuenta de Twitter allí, ha convocado al mediático psicólogo Gabriel Rolón para ayudar a los fans con un peculiar tratamiento denominado “putearsis” y que, básicamente, consiste en presentar imágenes de tres personajes odiados para que los seguidores hagan catarsis y eleven el nivel de insultos a los efectos de aliviar ansiedades: los personajes son Gandía (José Manuel Poga), Tamayo (Fernando Cayo) y Arturito (Enrique Arce, a partir de este éxito sumado al elenco de Terminator: Destino oculto).

Ficción y realidad, por otra parte, se fusionan permanentemente, al punto que el anuncio de la tercera temporada la realizó El Profesor desde su cuenta oficial de twitter. Para saber más al respecto:

La Casa de Papel ¿Qué sabemos sobre la nueva temporada? (Juanjo Avilés, 2018)

La Música: clave en los climax y la identificación

Desde su concepción, la música ha jugado un rol determinante en la identificación del público y la impronta de resistencia, tanto la cortina en inglés con My Life is going on (interpretada por Cecilia Krull), como en el Profesor al piano tocando para Raquel The Entertainer, melodía que hiciera famosa el filme El Golpe, en el que Paul Newman y Robert Redford planeaban la mejor estafa.

También resulta emblema de la serie Bella Ciao, tema partisano italiano que, cantado contra el fascismo en épocas de resistencia, ha sido versionado en varios idiomas por artistas como Yves Montand, Adolfo Celdrán, Mercedes Sosa o Manu Chao. En la serie, El Profesor la canta junto a Berlín cuando se devela que es su hermano. La canción excedió a cualquier ficción al ser coreada en manifestaciones de la vida real, reforzando así el tono reivindicatorio.

ATENCIÓN: A PARTIR DE AQUÍ, SPOILERS DE LAS CUATRO TEMPORADAS ANTERIORES

¿Cómo habíamos quedado?

Al final de la cuarta temporada,“el Profesor”(Álvaro Morte), cerebro de la banda, es sorprendido por la investigadora Alicia Sierra (Najwa Nimri) y no es garantía su continuidad en esta entrega conclusiva. A menos, claro, que consiga unir a la banda a la jefa de la policía tal como lo hiciera con su antecesora Raquel Murillo (Itziar Ituño), con quien el cerebro de la operación jugó al gato y ratón llegando a enamorarse e incorporarla como Lisboa. En el electrizante final de la cuarta temporada, la veíamos ingresar al centro de la acción junto al resto de la banda en un helicóptero militar.

Se especula con la reducción del conductor externo del grupo y consecuente pérdida de logística de apoyo, jugada posible si tenemos en cuenta que la historia, ya desde el primer capítulo, es contada en off por Tokio, quien sería la sobreviviente de los acontecimientos que se narran.

¿Quiénes murieron y quiénes podrían morir?

La ficción, sin concesiones, ya se viene cargando a varios. Primero fue Berlín (Pedro Alonso), que hizo de escudo humano para que el resto pudiese escapar. Siendo, de todas formas, uno de los personajes más fuertes y queridos por el público, volvió en flashbacks en las siguientes entregas.

Moscú (Paco Tous) fue baleado, marcando un momento de alto dramatismo en la segunda temporada al no poder su hijo Denver (Jaime Lorente) evitar que cayera en la balacera. También murió Oslo (Roberto García).

Sin embargo, la muerte más dolorosa por lo inesperada y trágica fue la de Nairobi (Alba Flores), quien, herida por el disparo de un francotirador al final de la cuarta temporada, dejó a todos los seguidores sin consuelo.

La quinta muerte, justamente, es la de su asesino Gandía, jefe de seguridad del Banco de España que fue ajusticiado. Una de las hipótesis de los fans señala que, al momento de estar Nairobi abatida en el piso, la contemplan Berlín, Oslo y Moscú (los tres ya muertos) y en el mismo paneo aparecen Denver, El Profesor y Helsinki (Darko Perik), por lo que se aventura que podrían ser los próximos tres en morir. ¿Será así?

Nuevos Personajes

Una de las incorporaciones polémicas de la cuarta temporada fue Belén Cuesta (aunque había tenido un cameo en la tercera), quien, interpretando a un transexual, pasó de los rehenes a los atracadores tras develarse su identidad.

La quinta nos trae tres nuevos personajes, con fuertes personalidades y conflictos que serán desencadenantes cuando haya que tomar decisiones con poco margen para el error: Miguel Ángel Silvestre (Sky Rojo, Sense8), quien interpreta a un viejo amor de Tokio; también José Manuel Seda en el rol de Sagasta (Comandante en Jefe de las Fuerzas Especiales del Ejército Español) y Patrick Criado (Antidisturbios) como Rafael, quien, por ser hijo de Berlín, experto en cyber seguridad seguridad y formado en MIT, será clave en la resolución de las negociaciones.

Tokio: heroína empoderada, moldeada a sangre y fuego

El de Tokio (Úrsula Corberó), fue el único personaje que tuvo nombre de ciudad desde el inicio, ya que concurrió a su primera entrevista con Álex Pina llevando una camiseta con la inscripción (en inglés) Tokyo, lo cual terminó designándola de allí en más. Al reclutarla, el Profesor la definió: “Te elegí porque tienes sangre caliente y en situaciones de tensión necesito a alguien adentro que se involucre sin medir las consecuencias”.

Te contamos TODO lo que vimos en los primeros 4 episodios de la cuarta parte… ¡SIN SPOILERS! – La Casa de Papel – Spoiler Time

Úrsula surgió de la serie adolescente Física o Química, muy a tono con Friends en versión española, que, en consonancia con esta, nucleaba a un grupo de amigos que, con sus afinidades, romances y creciendo junto al público, tendrían también su reencuentro a diez años de haber finalizado su emisión.

Siguiendo el camino de Penélope Cruz, Corberó debutó en una película de acción con alto presupuesto de Hollywood: Snake Eyes: el Origen (aquí nuestra crítica), un reboot de la franquicia G.I. Joe que acaba teniendo conexiones con la serie que la lanzó a la fama por estar filmada en parte en Vancouver (la productora que gestó La Casa de Papel fue Vancouver Media) y en parte en Tokio (ciudad que la identifica entre los atracadores).

En la serie, los fans la reconocen como líder de la resistencia, y la vemos en el tráiler de la 5° temporada guiando a sus compañeros por un pasillo oscuro. Fue muy agobiante – dice la actriz – el rodaje por las escenas de acción, el desgaste físico y mental; nos llevaron al límite, soy de llorar, pero me quebré los quince días finales de la filmación; fue muy fuerte en lo emocional, además de estar despidiéndome de un personaje con carácter que me acompañó media década de mi vida y me lanzó al estrellato”.

Balance y expectativas: un cierre acorde a la propuesta que generaron

Vale aclarar que mientras se filmaba la temporada final de La Casa de Papel, el equipo técnico estaba también rodando la segunda temporada de Sky Rojo, también de Álex Pina y de la cual pueden leer aquí los análisis de mi compañera Lucía.

Esta última temporada, de alto voltaje bélico, involucra a los actores a poner el cuerpo en estado permanente de adrenalina y concentración ya que participan de una verdadera guerra y eso se ve reflejado en pantalla. Cuando parece que todo está contado, siempre se puede avanzar más allá. Consultado Jesús Colmenar, director principal de rodaje, acerca de cómo serán resueltas ciertas cuestiones técnicas de alta complejidad, respondió: “No tengo ni la más p… idea de cómo, pero en forma creativa lo vamos a lograr”.

El creador reconoce que en las temporadas 3 y 4 contaron con mayor despliegue por la incorporación de Netflix, que aportó en producción y les permitió una logística imposible de lograr al inicio de la serie; aun así, llegaban con los guiones justos por los cambios de la trama y los giros que le imprimían todo el tiempo. Recomendamos leer La Casa de Papel 3: ¿Mantiene el nivel? (Pablo Ferrer, 2019) y Crítica a la Casa de Papel, Parte 4: asfixiados por la fórmula (Pablo Ferrer, 2020).

Además de cerrar por completo el arco argumental de la serie y de cada uno de los personajes, debían tener en cuenta el fan service y la demanda de los millones de seguidores para el posible final. La idea no era querer pecar de originales, pero tampoco defraudar a la audiencia más fiel como manifestaron sentirse, por ejemplo, muchos seguidores de Perdidos o Juego de Tronos.

Notaron, al momento de rodarlo, que el desenlace prediseñado no funcionaba, dando ello lugar a un crítico momento de tensión: “…Filmábamos con tres unidades y una maquinaria compleja – dice Álex Pina – y certificamos que lo que teníamos escrito era basura, que no respetábamos el espíritu que veníamos mostrando”.

En pocos días reelaboraron varias versiones alternativas y lograron encontrar un giro en el final, que llevará a los suscriptores al comienzo de la ficción, encajando todas las piezas de puzzle y dando sentido a todo lo que se buscó y mostró desde entonces.

Era una responsabilidad muy grande enfrentarse a un fenómeno fandom, con las redes sociales jugando un rol crucial al aprobar o condenar las decisiones argumentales y de producción.

Cuando entre el ejército en el banco, la guerra pondrá a los atracadores contra las cuerdas y a los espectadores al límite emocional que puedan soportar. La apuesta de hacer un híbrido de géneros, con un anclaje determinante en el drama y la acción, fue una oportunidad para reinventarnos y explotar literalmente todo lo imaginado”, afirman con seguridad y confianza los creadores del suceso.

Hoy, entonces, es la cita Netflix para los capítulos del 1 al 5 , y el 3 de diciembre lo será para los que van del 6 al 10. Sin más, agradezco a mi amigo Hugo Canal Bialy por su colaboración inestimable en la realización de este artículo y, simplemente, sean felices disfrutando el comienzo del fin…

Rodolfo Del Bene
Soy profesor de historia graduado en la Universidad Nacional de La Plata. Entusiasta del cine, los cómics, la literatura, las series, la ciencia ficción y demás cosas que ayuden a mantener mi cerebro lo suficientemente alienado y trastornado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS