Análisis de Mindhunter: Temporada 2 Parte 2 de 2. Se consolida como una de las mejores series en emisión

1

Sean bienvenidos al segundo y último artículo sobre la segunda temporada. Para mi ha vuelto a ser la serie del año, como ya sucediera cuando se estrenó. Sin más dilación os dejo enlaces a artículos anteriores de Mindhunter y nos ponemos al lío.

Análisis de Mindhunter. Temporrada 1 Parte 1 de 2. La serie del año.

Análisis de Mindhunter. Temporada 1 Parte 2 de 2. Galería de asesinos, el futuro de Ford y devenir de la serie.

Análisis de Mindhunter: Temporada 2 Parte 1 de 2. Episodios dirigidos por David Fincher.

Análisis de Mindhunter: Temporada 2 Parte 2 de 2. Se consolida como una de las mejores series en emisión

Las entrevistas.

Elmer Wayne Henley Jr. es entrevistado en el capítulo cuatro por Wendy Carr y Gregg Smith ya que nuestra pareja protagonista marcha a la búsqueda del asesino de Atlanta. Gregg cae rápido ante Henley pero Wendy lleva bien el peso de la entrevista. Henley fue acusado de asesinar a al asesino conocido como Candyman, Dean Corll, con el cual había participado en varios crímenes anteriores. Henley venía de un clima familiar complicado, con un padre alcohólico que abusaba físicamente de su mujer e hijos. Henley reconoce ante Wendy que conoció a Candyman con catorce años. Le conseguía adolescentes para ser abusados sexualmente por Dean. La noche del 8 de agosto de 1973 Henley llevó a otra víctima potencial, Timothy Kerley, de 19 años, a la casa de Corll con la promesa de una fiesta. Antes de que Corll pudiera atacar a Kerley a su mesa de tortura, la pareja salió de la casa de Corll para comprar bocadillos. Henley y Kerley más tarde regresaron a la casa de Corll, en compañía de una niña de 15 años llamada Rhonda Williams. Corll estaba furioso porque habían traído a una niña a su casa y le dijo a Henley que “había arruinado todo”. Corll esperó hasta que Henley y los otros dos adolescentes se durmieron antes de atarlos y amordazarlos. Henley fue encañonado por Corll por lo que suplicó por su vida, prometiendo participar en la tortura y el asesinato de los otros jóvenes si Corll lo liberaba. Corll estuvo de acuerdo y desató a Henley. Este cogió la pistola de Corll y disparó hasta matarlo. Luego desató a los jóvenes, llamó a la policía y confesó su papel en los asesinatos de Houston. Henley cumple cadena perpetua. 

Charles Manson. La entrevista más esperada de la temporada. Antes de comenzarla Holden sugiere a Bill visitar a Kemper que se encuentra en la misma penitenciaría que Manson. Kemper admite que volvía a las escenas de los crímenes y que así lo hará BTK. El objetivo de la entrevista es saber la relación con su familia y como pudo ello influir en los crímenes. La entrevista merece ser vista en versión original para ver el trabajo del actor Damon Herriman. Se pasó seis meses estudiando a Manson para  capturar su voz y sus movimientos. Os dejo con un video con la entrevista al Manson original comparada con la de Herriman. En la entrevista Manson saca de sus casillas a Tench que se le superado por su tema familiar. 

Tex Watson es entrevistado por Holden Ford. Watson habla de la guerra racial y de Helter Skelter, una canción de The Beatles que Charles Manson interpretó que estaba relacionada con los cuatro jinetes del Apocalipsis. Sus acólitos eran los cuatro jinetes que debían exterminar a todo el mundo. En la entrevista Watson se redime y reconoce que lo que hizo fue una atrocidad. Dice que gracias a la Biblia ha sido redimido por la sangre perfecta de Cristo. Manson y Cristo son pues sus dos creencias para Wendy Carr.

Paul Bateson es la última entrevista de la serie. Se produce en el capítulo 6. Dicha entrevista la llevan a cabo Wendy y Gregg. Smith reconoce que le dijo a un amigo que era el asesino de la bolsa y que le gustaba matar. Bateson era un homosexual que practicaba sexo duro con su pareja Addison Verrill. Una noche tras practicar sexo BDSM (Bondage, Disciplina, Dominación, Sumisión, Sadismo y Masoquismo) con Addison acaba asesinándolo, aludiéndo en la entrevista a que esa noche no habían conectado de la misma manera. Bateson era dominante en la relación sobre Addison. Cambiando de tercio Wendy pregunta a Paul por una serie de asesinatos que ocurrieron en Manhattan a mediados de los años 70 siendo los cuerpos desmembrados y metidos en bolsas de basura y pasando entre dos y seis semanas en el río Hudson. Las seis víctimas ni fueron identificadas y ni se pudo determinar la causa de la muerte.

El caso del hijo de Bill Tench.

Uno de los aspectos que más me ha gustado de esta temporada respecto a la anterior es la evolución del personaje de Tench. En el primer análisis de la segunda temporada ya intuíamos que iba a tener que lidiar con un caso local, os recuerdo cual era:

“…en casa recibe de noche la visita de la policía, del inspector Spencer. La mujer Bill trabaja como vendedora inmobiliaria y en una de las casas se ha encontrado un cuerpo sin vida. Tench de manera extraoficial ayudará a Spencer en el caso al tratarse de un crimen fuera de lo habitual. La víctima presenta moratones en el cuello y la nuca. La escena es sobrecogedora, la víctima es un bebé de tan solo 22 meses atado en forma de cruz y la cara tapada con un trapo”.

Pues el caso en los capítulos que ocupan este análisis da un vuelco cuando nos enteramos que fueron unos niños que andaban con Brian, el hijo de Bill, algo más mayores, quienes amataron presuntamente sin querer al bebé, y lo espeluznante del caso es que fue el propio Brian quien lo colocó en la disposición de crucificado. Su madre argumenta que ese acto siniestro lo haría su hijo tras leer la Biblia, pensando que con tal acción resucitaría. Es impresionante lo bien planificada que está la serie. Si le damos al play al primer capítulo de esta segunda temporada, tras la introducción vemos a la familia de Tench en la iglesia. Su hijo escucha atentamente el discurso del cura, que dice así:

“Tras tres días en el sepulcro, Cristo revivió. La resurrección del cuerpo, la vida eterna del alma. Ese es el mensaje de la cruz, el triunfo de la vida sobre la muerte”.

Esto hace que Bill se tenga que ir moviendo entre su hogar y Atlanta, donde se encuentra el FBI buscando al asesino o asesinos de varios menores de raza negra. La mujer de Bill no aprueba que su marido no esté en casa provocando una mayor brecha entre ambos. Con el caso de Atlanta concluido Tench vuelve a su casa y se la encuentra vacía. Su mujer ha decidido irse con su hijo de un vecindario que ya los veía con suspicacias.

¿Está el caso del hijo de Tench, basado en la vida personal del  agente del FBI Robert Ressler, en quien se inspira? Pues en The Wrap han investigado sobre ello y la respuesta es no. Aunque hay una historia real muy parecida que recoge la misma web:

Sin embargo, hubo un caso similar en la vida real, en San Francisco en 1971. Dos hermanos, uno de siete años y el otro de diez, asesinaron a un niño de 20 meses. Los niños estaban frustrados de que el niño, Noah, no dejara de llorar y lo golpearon. El golpe mortal, aparentemente, provino de un ladrillo que uno de los hermanos empuñó. El hermano mayor colgó al niño pequeño como si estuviera siendo crucificado, pensando que resucitaría como Jesús.

Sin duda alguna la historia del hijo de Tench, aunque no sea basada en la del agente Ressler, ayuda a que haya una evolución en el personaje, huyendo del típico agente de una serie procedimental del que casi nunca sabemos gran cosa.

El asesino de Atlanta.

Es donde gira la serie en su segunda mitad. Donde el FBI va a poner en práctica todo el trabajo previo. Quizás el mayor handicap es Holden Ford y su obsesión, además de una política local que complica mucho las cosas a nuestros agentes del FBI y una ciudad que vive atemorizada por lo que le pueda pasar a sus hijos. Los ríos, los basureros y los puentes de Atlanta, Georgia, aparecían con los cuerpos de niños afroamericanos. Para el perfil que se hizo del asesino en la vida real, el agente  Douglas sostenía que el asesino serial seguramente era afroamericano porque “una persona blanca no podía viajar fácilmente en vecindarios negros sin crear una gran sospecha”. La investigación sostenía que el asesino probablemente cambiaría de trabajo en varias ocasiones. El FBI  acabaría deteniendo a Wayne Williams. Fue la noche del 22 de mayo de 1981, Williams fue interceptado por la policía en un puente tras escucharse como previamente alguien había arrojado algo al río. Dos días después, apareció un cuerpo en el río y Williams fue el primer sospechoso.

En la casa se incautó una colcha que contenía fibras de acetato violeta claro que coincidían con las encontradas en dieciocho de las víctimas; pelos de perro blanco con puntas negras del perro de la familia similares a los pelos encontrados en nueve víctimas, y fibras de alfombra verde coincidentes en trece de las víctimas. El caso se resolvió esencialmente con mucha evidencia circunstancial. La policía se apoyó en las fibras que lo conectaban a ciertos cuerpos. Luego hubo muchas pequeñas cosas anecdóticas que surgieron de testigos que permitieron a la policía seguir adelante con su arresto. Aunque solo fue condenado por los dos adultos, se le han atribuido 22 víctimas más según la información de la fibra de la alfombra.

 

¿Tendremos tercera temporada de Mindhunter?

Netflix no se ha pronunciado a día de hoy sobre la renovación de Mindhunter y seamos sinceros, no está muy claro que vaya a suceder. Hasta hace unos meses Netflix renovaba todo lo que tenía hasta que le vio las orejas al lobo (se habla de deudas estratosféricas). Si en su momento no le tembló el pulso de cancelar Sense8 o en casos más recientes series como The OA, no debería de extrañarnos que en breve escuchemos que se le ha dado carpetazo a su mejor serie, Mindhunter. Eso pese a que David Fincher haya dicho por activa y por pasiva que la serie está concebida para cinco temporadas. Por asesinos seriales no será desde luego. No nos queda otra más que esperar y a ver lo que hacen los mandamases. Nos han dado dos temporadas que se han convertido en lo mejor de la televisión, que no es poco.

Un saludo y sed felices.

 



el autor

Community manager, Historiador y documentalista, apasionado del cine, las series, la lectura y el fútbol... en definitiva de las cosas que nos hacen felices.

1 comentario

  1. Magnífica serie y se me hizo muy corta,cosa que suele pasar cuando una te engacha y está es de las que lo hacen desde el primer minuto.¿Habra tercera?.Bueno en mi opinión si porque se ha vuelto a dejar en la palestra al asesino en serie que más años estuvo en activo y con el cual empezaba la gran mayoría de episodios tanto de esta como el de la primera edición temporada.La verda parece muy poco probable que Netflix deje en la cuneta a una de sus mejores series ,si no la mejor.Un último apunte que me dejo helado es la trágica historia de los numerosos niños muertos en Atlanta y su bochornoso carpetazo.EEUU es un país de contrastes brutal donde cabe lo mejor y como en este caso lo peor y más bochornosamente triste.Ojala,aunque lo dudo,mucho,esas madres obtengan su merecida justicia.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Este artículo contiene spoilers, y de los gordos. Si sigues leyendo es por tu cuenta y riesgo. Cuando escribo este artículo acaba de salir el…