Análisis de Perry Mason. Temporada 1. Capítulo 7

0

Bienvenidos a un nuevo análisis de Perry Mason, cuyo personaje nos dejó con muchas dudas en sus primeros vaivenes con su nueva profesión de abogado.  Vengo a suplir a mi querido compañero Pedro que este mes está ausente y no queríamos posponer estos últimos análisis para septiembre, así que me hago cargo intentando mantener el buen gusto en sus análisis. Os dejo con el enlace a los análisis anteriores y vamos al lío.

La Hermana Alice.

Una autopista en medio de la nada. Una madre y su hija. Un coche sin gasolina. Existen los buenos samaritanos. Un hombre devoto, cristiano, a cambio de la gasolina dice conformarse con poco. Ve a esa criatura en medio del campo. La madre la llama y dice que hay que recompensar la buena acción del caballero. Aquí tenemos otra pista de esa relación difícil que tienen madre e hija, una relación que se está deteriorando cuanto más avanza la serie y que alcanzará el punto culminante el domingo de resurrección, día en el que la hermana Alice juró resucitar a Charlie de entre los muertos. Pero ya llegaremos a ello.

Perry Mason

Perry Mason y las hostias de la vida.

Hoy decimos adiós a un gran compañero, Pete Strickland. Mason está con muchas presiones y no se para a pensar con quien paga la frustración. Strickland siempre lo apoyó incluso en los peores momentos en los que no había dinero y había que seguir arrimando el hombro. Pero esas palabras de Mason se le clavan como puñales por la espalda. Strickland parece que ha dicho adiós por la puerta de atrás y es una lástima. El lo daba todo.

Pero nuestro protagonista ha encontrado rapidamente otro compañero de batallas, el oficial Paul Drake. Gracias al policía se sabe que una prostituta lactante de un burdel chino estuvo involucrada indirectamente en el secuestro. Tras recibir una paliza, Mason descubre la verdad de la muerte del bebé Charlie Dodson. Sin duda alguna la gran revelación del capítulo de esta semana.

Igualmente doloroso que una paliza física ha sido para Mason el enterarse que Lupe finalmente ha comprado la vieja granja, como ya le advirtió, para convertirla en una pista de aterrizaje. No por esperárselo le duele menos. Otra persona que Perry pierde en este capítulo.

Perry Mason

El caso.

Esta semana hemos tenido pocos minutos del caso pero han sido muy fructíferos para nuestro abogado. Descubrimos gracias a los libros de cuentas de la Iglesia que contaban con una deuda de cien mil dólares. ¿No os parece casual que dicha cifra fue la misma cantidad exigida por los secuestradores? Golpe en la mesa que el jurado recoge desde luego.

Perry Mason

Domingo de Resurreción.

Y la Hermana Alice decide seguir con su espectáculo. Prensa, aduladores y confabuladores se dan cita; se masca la tragedía. ¿Alguién en la sala pensó por un momento en qué veríamos a Charlie Dodson de nuevo con vida? Y más teniendo en cuenta la falsa sanación de Robert, aquel que supuestamente fue sanado en capítulos anteriores. Pues ojo a la foto de abajo que Perry desesperado por un momento decide tener fe. Quién te ha visto y quién te ve abogado.

Perry Mason

Lo que acontece es un espectáculo bochornoso, grotesco y con traca final de sorpresa, el ataúd está vacío. ¿Dónde está el bebé Dodson?

Valoración final.

Esta serie no estaba en mi agenda. Mi compañero Pedro comparte gustos afines así que cuando me la recomendó me propuse verla y me he encontrado con la que es para mí la serie del año; y no he visto pocas. En este capítulo vemos como el caso ha virado a favor de nuestro abogado. Pero no todo viento es a favor. Perdemos a Strickland y es que a Perry Mason se le está agriando mucho el carácter, aunque reconoce en un momento del capítulo que no es ningún santo. Ya avisábamos en el capítulo dos que Paul Drake era un personaje esencial en la antigua serie de Perry Mason, siendo el investigador que trabajaba para el abogado y que le ayudaba a exculpar a sus victimas. Pues en este episodio vemos el origen de dicha relación. Y vamos con el meollo de los últimos minutos. Creo que podemos decir bien seguros que la poca credibilidad que le quedaba a la Hermana Alice se va con ese ataúd vacío. Esperpéntica ha resultado la escena de la madre cogiendo ese bebé posteriormente gritando que es Charlie Dodson. Alice comienza a correr calle arriba ¿Es una liberación? ¿Huye del yugo de su madre y de la Iglesia? Sea como fuere se atisba lo que parece una sonrisa en su rostro.

Solo nos queda un capítulo y con buena parte de los misterios resueltos solo nos queda ver como el abogado Mason cerrará el caso.

Un saludo y sed felices.



el autor

Community manager, Historiador y documentalista, apasionado del cine, las series, la lectura y el fútbol... en definitiva de las cosas que nos hacen felices.

Deja tu comentario