Análisis de Rick y Morty. Temporada 4. Capítulo 1

0

Para deleite de los fans de la animación adulta, la serie de culto Rick y Morty ha vuelto para una nueva temporada, después de dos largos años de espera. La serie de Dan Harmon y Justin Roiland, ya renovada para unas cuantas temporadas más, da comienzo a una cuarta entrega prometedora con un episodio en el que veremos el nuevo status quo en la casa de la familia Smith, después del final de la tercera temporada en el que Jerry volvió al hogar de sus hijos. Sin más dilación, cojamos el portal interdimensional para irnos de aventuras con nuestro dúo favorito. Con Edge of Tomorrow: Rick Die Repeat, damos comienzo a los nuevos análisis de esta controvertida serie.

Ten cuidado con lo que deseas

El capítulo comienza con Rick teniendo que pedir permiso a su hija para llevar a Morty a un planeta perdido, demostrando que los pantalones han cambiado de dueño en esta casa. Sin embargo, su nieto acabará cediendo, y le acompañará a robar unos cristales con un poder tan seductor como peligroso: el de enseñarle a quien los tiene cerca todas sus posibles muertes según las decisiones que vaya tomando. Morty, maravillado con este tesoro, intentará utilizar sus nuevos poderes para hacer realidad un futuro en el que morirá junto a los brazos de Jessica, su compañera de clase.

Mientras tanto, Rick tiene sus propios problemas: su cuerpo ha sido destruido, pero ha conseguido salvarse gracias a una tecnología que traslada su conciencia a clones de sí mismo a través de distintos universos paralelos. Tendrá que buscar el nuevo cuerpo perfecto mientras trata de huir de distintos universos distópicos para poder volver con su nieto, en dos historias que (por supuesto) acabarán cruzándose con resultados desternillantes.

Una demostración de fuerza

Eso es lo que parece este episodio: una constatación de que el talento creativo detrás de esta serie sigue en plena forma, pese a todo el tiempo que ha pasado desde la última vez que nos presentaron su producto. En apenas veinte minutos, el guionista Mike McMahan consigue dar forma a una historia inteligente, alocada y brutal con numerosos giros que harán soltar una carcajada a más de uno. Como sucede en tantos episodios de Rick y Morty, la base principal de esta trama está basada libremente en el concepto de una obra de ciencia ficción, en este caso, en la novela ligera All You Need Is Kill y en su adaptación Al filo del mañana, de la que toma el nombre. Sin embargo, consigue ir más allá de la mera parodia aportándole su toque personal y basándose en la continuidad que todos conocemos, a partir de numerosos guiños y del uso del multiverso, tan importante para las aventuras del científico más terrible de la galaxia.

En este caso, sin embargo, los guiños tienen un giro algo malintencionado y con bastante mala leche: el uso de algunos de los conceptos míticos creados por Harmon y compañía viene motivado por un personaje bastante repelente que parece basado en los usuarios más intransigentes de Reddit y otros foros. Sin desvelar demasiado, baste con decir que los responsables de este episodio no aprecian demasiado a este tipo de trolls inmovilistas, y se desfogan de lo lindo con ellos. Aun así, algo de nostalgia nunca viene mal, y la aplican en su justa medida para satisfacer a aquellos que querrían un tono más consistente y a aquellos que quieren que les sorprendan con nuevas locuras.

Muchos quedarán decepcionados porque, tras los cambios impactantes que sucedieron en la segunda y tercera temporada, esta cuarta no comienza con una trama trascendente para el futuro de estos personajes. Sin embargo, ya habrá tiempo para ello, si finalmente quieren tomar ese camino: el equipo de Rick y Morty nos ha dado un capítulo que, si bien no es nada del otro mundo en comparación con alguna de las entregas anteriores, contiene las suficientes sorpresas como para dar lugar a unos veinte minutos que se pasan en cuestión de segundos. Los giros constantes aparecen hasta en la hilarante escena post-créditos.

Conclusión

El equipo de exploradores más peligroso del multiverso ha vuelto, y se nota: de nuevo, contemplamos la excitación que suscita, las teorías de la conspiración inspiradas por cualquier detalle insignificante, las notas desproporcionadas en IMDb… sí, los seguidores más fanáticos de Rick y compañía pueden ser insoportables, pero no se puede negar que una serie que suscita tantas pasiones tiene algo especial. Los personajes desquiciados, el humor negro y los conceptos demenciales de ciencia ficción conforman un estilo que muchos echábamos de menos y del que se agradece su regreso.



Loading...

el autor

Periodista recién graduado. Redactor en esta página y en el portal digital madridesnoticia. Creador de contenido para redes sociales. He publicado siete libros de ciencia ficción y fantasía en formato ebook, y cuento con un blog donde expongo mis proyectos. Si pinchas en esta casita tan maja, podrás verlo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Decir que se lleva hablando años de este proyecto cinematográfico se está quedando corto. Tanto los fans del noveno arte como los amantes de la…