InicioSeriesAnálisis de The Walking Dead. Temporada 11. Episodio 4

Análisis de The Walking Dead. Temporada 11. Episodio 4

Bienvenidos al análisis de “Rendición” cuarto capítulo de la temporada once de The Walking Dead. Toca saber que fue de Daryl después del asalto de los Segadores, cuando se fue tras Perro siguiendo a uno de los atacantes.

Aquí puedes ver los análisis de los episodios anteriores de The Walking dead

Nuestro protagonista y su amigo canino acaban aislados de los demás supervivientes para terminar acorralado por varios Segadores enmascarados. La sorpresa viene cuando la que parece la líder de la partida se quita la mascara y resulta ser Leah Shaw, la mujer con la que Daryl tuvo una relación según nos contaron en el capítulo 10×18. Reconozco que no lo vi venir.

the-walking-dead-las-cosas-que-nos-hacen-felices
¿Quién se esconde tras esa mascara?

Aunque los Segadores quieren matar a Daryl, Leah se empeña en dejarle vivir y llevárselo prisionero (ya se sabe, donde hubo amor…). Todo esto nos sirve para saber un poco más de los “enemigos” de está temporada. Así conocemos que son un grupo pequeño, pero tienen a su favor su formación militar ya que antes de que el mundo cayera eran un grupo de mercenarios altamente cualificados.

Como siempre en The Walking Dead, lo que más llama la atención es el líder del grupo. Ya hemos visto villanos de todos los colores y condiciones, desde el Gobernador a Negan, pasando por Alpha. A estas alturas de la película es muy complicado que nos vayan a sorprender, pero los guionistas lo siguen intentando. El gran jefe de los Segadores es un hombre al que llaman Pope, y al que ya se había mencionado en el capítulo 10×17. La vuelta de tuerca que los responsables quieren dar a este grupo es darles una personalidad casi religiosa, como de secta del el Antiguo Testamento.

the-walking-dead
Pope, el líder de los Segadores

Por eso no es un detalle menor que su líder se llame Pope, que podríamos traducir como El Papa, máximo pontífice de la religión católica. Ahora se entiende mejor lo que habíamos comentado en los episodios anteriores sobre una ambientación más apocalíptico-religiosa.

Volviendo al episodio de hoy de The Walking Dead, Daryl es sometido a un duro interrogatorio para sonsacarle información sobre el grupo con el que viajaba. Leah quiere que su antiguo amor se quede. Sabe perfectamente que él tiene lo que se necesita para formar parte de la curiosa familia de la que forma parte.

Pero nuestro protagonista ha sufrido mil y una torturas y vejaciones a lo largo de las temporadas, así que estos mindundis tampoco van a poder con él y mantiene su versión de la historia en todo momento. Evita meter en problemas a sus amigos, aunque da algunos detalles que los Segadores ya conocen. Corrobora los datos, pero evita ser relacionado con el grupo.

Daryl no lo pasa muy bien en este episodio

Los Segadores no parecen muy contentos y, sobre todo, no parecen muy convencidos de las verdaderas intenciones de Leah con respecto a Daryl. Así que acaban encerrando a los dos en una casa de madera y la prenden fuego. Pero no contaban con la voluntad de sobrevivir de Daryl, que logra romper una ventana para sacar primero a Leah y luego salir él del incendio.

Pero todo era una prueba. Los Segadores querían ver de que pasta estaba hecho Daryl y quedan gratamente impresionados: lo primero que ha hecho ha sido salvar a Leah antes de preocuparse por salir él. Pope cuenta que su grupo quedo una vez atrapado en un salvaje incendio y que desde entonces son una disfuncional familia en la que se cuidan unos de otros y nadie queda atrás. El fuego les forjó y Dios hizo que sobrevivieran, así que ahora hacen la prueba del fuego a todos sus posibles miembros, para ver si Dios también les salva.

Daryl logra sobrevivir a la prueba de fuego

Tanto es así, que un miembro del grupo del que sospechan dejó a otro atrás, acaba con la cara aplastada contra el fuego del campamento por la bota de Pope. Así se las gasta.

The Walking Dead: Valoración del episodio

Bueno, tenemos en esta ocasión un capítulo centrado en hacer la presentación de los enemigos de la última temporada de la serie. Al final resulta un poco aburrido. Se repiten clichés visto una y mil veces. Hemos tenido malos de todo tipo y condición así que uno más tampoco impacta tanto, a pesar de todo el rollo del fuego y del trasfondo de secta religiosa.

the walking dead
Los Segadores presentados al estilo pelicula de acción

Lo malo es que a pesar de presentárnoslos como tan crueles y peligrosos, quedan algo descafeinados por el hecho de aceptar a Daryl sin más. Es algo que también nos suena. Lo mismo que hizo Negan hace nada con Alpha y los Susurradores. Está claro que la presencia de Leah es un aliciente, pero a pesar de todo…

Al menos, siempre es un placer ver a Daryl ser el tipo duro y carismático que todos queremos y amamos. Esperemos que los siguientes capítulos hagan avanzar más la trama y sepamos por fin que le ha pasado al grupo de la Commonwealth.

Juanjo Avilés
Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS