Cómo empezar a leer… Lobezno

4

¡Saludos gente! Llega un momento en el que, si habéis visto películas de los X-Men o de Lobezno en solitario, pero no habéis leído muchos cómics del personaje y queréis remediar eso, os puede asaltar una duda… ¿por dónde empezar a leer a Lobezno? Hablamos de un personaje con un extenso recorrido editorial en Marvel, tanto en solitario como dentro de muchos grupos donde ha estado, como los ya citados X-Men o Los Vengadores por citar solo un par. Así que mi intención con este artículo es recomendaros algunas obras ideales para una primera toma de contacto con el garras, y que os vayáis adentrando en su mundo con más facilidad. Porque Lobezno es el mejor en lo que hace… aunque lo que hace no sea muy agradable.

Si quieres ver todos los artículos de Cómo empezar a leer… pincha aquí. Te explicamos cuál es la mejor manera de introducirte en el mundo del cómic leyendo a distintos personajes.

Vaya por delante que a Lobezno le dediqué un artículo en mi sección de “Los más chulos del barrio: James Howlett“, así que si tenéis curiosidad sobre un análisis al personaje en sus versiones de cómic o cine, ahí os he dejado el enlace. Pues bien, voy a recomendaros cuatro obras que para mí, por distintos motivos, son una buena opción para tener una primera toma de contacto con el enano canadiense. He optado por poner junto a cada título la portada de la edición más reciente aquí en España, para facilitaros la búsqueda si queréis haceros con ella. No obstante, de un par de historias hay muchas ediciones, así que no tendréis problema en conseguir cualquier de ellas.

Lobezno: Origen

Aunque el título ya lo dice todo, estamos ante una historia escrita por Paul Jenkins y dibujada por Andy Kubert que nos narra los primeros años en la vida de James Howlett, un chico de aspecto frágil que no es sino Lobezno en su infancia, aunque muy lejos del mutante irascible de las garras de adamantium y licra amarilla que todos conocemos actualmente. Hay que comentar que el pasado de Lobezno fue un gran misterio durante las primeras décadas de historias del personaje, ya que parte de su encanto residía en que se sabía poco de él, lo que el guionista de turno nos contaba con cuentagotas.

La cercanía de la primera película del personaje en solitario hizo que Marvel se adelantara publicando esta miniserie donde cuentan el origen del mismo, desde su nacimiento en la Hacienda Howlett, a las primeras muestras de su poder mutante, pasando por la furia animal que estaba en su interior esperando las ocasiones para salir a la superficie. Personalmente me parece una buena historia y una manera idónea de comenzar a leer una historia de Lobezno en solitario. No penséis que es una mala historia porque se publicara para adelantarse a la versión en cine, porque Paul Jenkins y Andy Kubert hacen un digno trabajo. Si queréis leer una reseña centrada solamente en este cómic, aquí os dejo la reseña de uno de mis compañeros de la web.

Lobezno: Honor

Generalmente “Lobezno: Honor” es una obra archi-conocida que se vende sola por los dos titanes del cómic que la crearon: Chris Claremont y Frank Miller. Es también la primera miniserie (si bien se considera el primer volumen de Lobezno) que se publicó del personaje en solitario, allá por 1982, debido a la gran acogida que tuvo el canijo como integrante de los X-Men que guionizaba el propio Claremont. Por lo tanto, unir a Claremont (con el trabajazo que estaba haciendo con el universo mutante), y a Miller (que había engrandecido la figura de Daredevil), solo podía darnos una obra tan memorable como ésta, que es otra opción maravillosa para empezar a leer al personaje.

Como pasaba con Lobezno: Origen, aquí tampoco veremos al garras en su versión agresiva de los X-Men, sino que se nos mostrará como una especie de samurái por su código de honor y las dudas que le sobrevienen cuando debe actuar o no según lo que considera correcto. Le veremos ir a Japón, porque uno de los grandes amores de su vida, Mariko Yashida, está en apuros como consecuencia de un matrimonio que contrajo por un tema relacionado con el honor familiar. Por tanto todo en esta obra orbita sobre el concepto del honor, muy apegado a la filosofía de los samuráis, y Claremont y Miller hacen un espectacular trabajo con tan solo cuatro números. Si queréis leer una reseña centrada solamente en este cómic, aquí os dejo la reseña de uno de mis compañeros de la web.

Lobezno: Vida y muerte en Madripur

Otra de mis obras favoritas para acercarse al personaje. También escrita por Claremont, y dibujada en este caso por John Buscema, nos encontramos aquí con el inicio de la primera serie regular del personaje. Este tomo reúne el prólogo de dicha cabecera, publicado en “Marvel Cómics Presents”, y los cinco primeros números de dicha serie. Vaya como apunte que de las obras que recomiendo quizás es la que más requiere ser conscientes de la época de su publicación para disfrutar “Vida y muerte en Madripur” como merece. Aquí tenemos a Lobezno ocultándose del mundo en la peligrosa ciudad de Madripur, donde hay más criminales por metro cuadrado que en cualquier otra parte del globo terráqueo.

Como públicamente se piensa que los X-Men están muertos, Lobezno adopta aquí la identidad de “Parche” (sí, se pone un parche en el ojo para pasar desapercibido, que no es menos ingenuo que las gafas de Clark Kent a fin de cuentas), regentando un club donde acude gente de la peor calaña. Por lo tanto aquí Parche no empleará siempre sus garras de adamantium, porque no quiere descubrir su tapadera más de lo necesario. Ello, sumado al carácter aventurero clásico y de película de mamporros que tienen todas las historias de este tomo, hacen que sea divertido y diferente acercarse al mundo de Lobezno a través de esta obra.

Lobezno: El viejo Logan

Por último pero no menos importante, tenemos esta obra ambientada en un hipotético futuro apocalíptico donde la mayoría de superhéroes del mundo están muertos. Escrita por Mark Millar, dibujada por Steve McNiven, y muy influenciada por la película “Sin perdón” del mítico Clint Eastwood (cuya importancia en la historia del western analicé aquí), tenemos aquí una historia donde Lobezno/Logan vive retirado del mundo junto a su familia en una granja. Hace mucho de la última vez que usó sus garras de adamantium y no quiere volver a ser violento. Necesitando dinero para solucionar sus problemas, Logan aceptará acompañar al Viejo Ojo de Halcón a lo largo del país, lo que nos permitirá ver hasta qué punto reinan los villanos en ausencia de superhéroes, e iremos conociendo los motivos por los que Logan no quiere volver a usar la violencia para arreglar sus problemas.

Tenemos aquí toda una road-movie en la cual está presente en todo momento el aire a western futurista. Teniendo en cuenta el hipotético futuro en el que está ambientada, no es necesario haber leído gran cosa del personaje antes, por lo que también es otra buena opción para tener vuestra primera lectura con el personaje.

Y esto es todo por mi parte. Habrá quien eche en falta “Lobezno: Arma-X” que es otra obra bastante conocida sobre la implantación del adamantium en Lobezno, pero personalmente ni me gustó la obra cuando la leí ni la narrativa ayuda a disfrutarla, se hace monótona. Desde mi punto de vista estas son obras ideales para tener un primer acercamiento a Lobezno. Espero que os haya servido de orientación el artículo. Cualquier cosa que queráis comentar estaré encantado de responder. ¡Snikt!



el autor

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en los fanzines "Hormigas" y "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

4 comentarios

  1. Como comenté en el post de Spiderman, vuelvo a dar la turra con algo de Millar: Enemigo del estado y Agente de Shield (también en un bonito tomo tapa dura algo más grande de lo habitual, como el Entre los muertos, que no son tontos los de Panini en cuanto a editar a Millar). Acción, cambios de bando, peleas contra los héroes, Lobezno VS TIBURONES… Y Romita Jr.
    Concuerdo contigo en las obras que recomiendas, incluso en que no me agrada tampoco Arma-X, pese a su valor histórico y el dibujo de Winsor Smith; aunque creo que la de Madripur está descatalogada.
    Un saludo

    • José Carlos García el

      Hola Manuel. Las historias de Millar que mencionas, si bien no son malas (palomiteras con un dibujo que me parece demasiado acartonado de Romita Jr. en piloto automático), no las considero especialmente idóneas para empezar a leer a Lobezno, por eso no las mencioné. Con Arma-X me pasa eso, tendrá mucho valor y lo mencionará mucha gente, pero lo único que medio me gustó fue el dibujo jeje. La de Madripur creo que todavía se puede comprar en alguna tienda online, yo lo pillé de segunda mano y también es otra opción, me mereció y mucho la pena conseguirlo. ¡Hasta otra!

  2. Adrián De La Fuente Lucena el

    Buenas José Carlos.

    Como hice con el post de Pedro de Spiderman, comento sobre lo que has recomendado y te pido opinión sobre otro material. ¿Ok?

    De acuerdo en que Lobezno: Origen es el punto de partida ideal para conocer los comienzos del personaje. Si bien tengo que reconocer, pese a la calidad del material, que fui incapaz de acabármelo. Lobezno es un personaje que tiende a aburrirme. Si me llegaba cuando Byrne, que se nota que era su personaje favorito, aportaba su granito de arena en la caracterización del mismo, en su etapa con Claremont, en The X-Men. En particular cuando, a la manera de Harry el Sucio, dejó muertos de miedo a los soldados del Club del Fuego Infernal, sólo con sus palabras. Alucinante. Y ese es sólo un ejemplo de varios momentos que fueron los responsables de la popularidad del personaje.

    Pero creo que sin las aportaciones de Byrne el personaje no sería lo mismo. Al menos para mi. De ahí que Lobezno: Honor, pese a no parecerme mala, me dio la impresión que se primaba demasiado el drama en el personaje dando lugar a situaciones algo absurdas como que una espada de bambú pudiera hacer daño a alguien con un esqueleto de Adamantium pese a que su factor curativo estuviera alterado. O creo que lo estaba. Hablo de memoria.

    Lo mismo me ocurre con Lobezno: Vida y muerte en Madripur. Empecé a leerla, entre otras cosas, porque John Buscema es uno de mis dibujantes favoritos pero la dejé al poco de comenzarla. Alguno me llamará blasfemo pero pienso que nadie hacía a Lobezno como el dúo Byrne-Claremont. Si bien creo que Byrne hizo una etapa del personaje en solitario que lo mismo merece la pena probar. No sé si eso es así y si la has leído. De autores que me gustan sé que John Ostrander hizo un especial, que lo mismo merece la pena. No sé si lo has leído.

    Hay historias cortas de Lobezno que me han gustado fuera de lo hecho por Byrne y Claremont. La mayoría de Lobezno haciendo equipo con otros personajes. Está la magnífica novela gráfica Lobezno & Nick Furia: Conexión Escorpio, de Archie Goodwin y Howard Chaykin, donde se muestra la faceta de agente de Lobezno. Tanto en este trabajo como en Spider-Man vs Lobezno, de Jim Owsley y Mark Bright. Se ve que a mi el antiguo agente Logan me llama más que el mutante atormentado. ¿Cuál es tu opinión sobre estos cómics? Ahora que me he acordado, también es muy disfrutable Ultimate Hulks vs Lobezno, miniserie de Damon Lindelof y Leinil Francis Yu, que al ser del Universo Ultimate no requiere saber demasiado de la continuidad y te presenta bastante bien a ambos personajes. Además de ser un homenaje a la primera aparición de Lobezno en la colección de Hulk.

    Sobre “Lobezno: El viejo Logan” decir que si la leí entera pero me aburrió. Como me suele pasar con ese estilo cinematográfico que imprime sus autores, Millar y McNiven, a los productos que hacen. Todo muy bien, muy peliculero, pero de leer una vez y olvidar. Si bien para quien les guste el estilo cinematográfico de las pelis de superhéroes le agradará. ¡Ya quisiera ser Sin Perdón! 😉

    Creo recordar haber leído que Lobezno: Arma-X se concibió como una novela gráfica pero que luego derivó en un serial en Marvel Comic Presents, de ahí esa sensación de que todo se alarga a pesar del su gran dibujo. Pero, desde mi humilde punto de vista de lector ocasional de Lobezno, creo que ese trabajo, por lo experimental y las referencias, va más encaminado a lectores habituales de Lobezno.

    Aparte de la etapa Claremont-Buscema ¿recomendarías alguna otra? La de Hama y Silvestri se suele poner muy bien y parece que Lobezno no es tan endogámico y se mueve más por todo el Universo Marvel. No sé que te parecerá.

    Muchas Gracias. Un abrazo.

    • José Carlos García el

      Saludos Adrián, un placer leerte por aquí. Vaya por delante que soy consciente de que Lobezno, como cualquier personaje, puede no gustar a todo el mundo en general jeje. En ese aspecto Orígenes por ejemplo es una obra que está bien realizada, pero si por ejemplo el personaje en sí te interesa poco es cierto que puedes ver innecesaria acabarla.
      Aquel momento con el Club Fuego Infernal fue impactante, era un golpe sobre la mesa, se nota que Byrne y Claremont le supieron sacar poco a poco jugo al personaje. De Byrne recuerdo algunos números dibujados por él y guionizados por Archie Goodwin, pero son regulares la verdad. Es cierto que a día de hoy leer “Lobezno: Honor” puede hacer que se le vean las costuras en ciertos aspectos, aunque en su día fue valioso por describirnos al personaje como ese ronin que a día de hoy tenemos más asociado, un personaje salvaje sí, pero también con sentido del honor, y creo que para quien quiera acercarse a Lobezno es un aspecto que debe conocer sobre su forma de ser y motivación.
      El especial de Ostrander creo que no lo he leído, si fue así no recuerdo nada, tendría que buscarlo. De las 3 historias que mencionas con otros personajes no he leído ninguna (aunque la de Escorpio sí la tenía pendiente), así que tengo tarea pendiente jeje.
      Con la del viejo Logan sí que noté en todo momento esa influencia del clásico “Sin perdón”, muestra de lo que esta película marcó a mucha gente, y creo que Millar lo usó para precisamente darle esa sensación de historia cinematográfica y de western post-apocalíptico a lo Mad Max.
      Sobre las etapas, la de Hama y Silvestri es de mis favoritas, y luego hay cosas interesantes como la de Rucka y Robertson o Tieri y Chen, Ya con cosas más sueltas me gustó un arco argumental que hizo como artista completo Steve Skroce, una historia guionizada por Warren Ellis, y un par de arcos argumentales de Jason Aaron. Pero sí, con un personaje con tantísimas historias escritas, también hay muchas historias anodinas. Gracias a ti, otro abrazo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Los juegos de mesa son una de las aficiones más populares del siglo XXI. Los hay para todos los gustos y, aunque los ha habido…