Crítica de Superman: Hijo Rojo (Red Son). La película

6

Sean bienvenidos a la crítica de una nueva película de la división animada de Warner. Donde sinceramente creo que las cosas se hacen mejor que en el DCU, por lo menos hasta la llegada de Aquaman que ya trajo cierta tranquilidad.

Antes de comenzar os dejo críticas de otras películas de la sección animada de Warner:

Y otros artículos relacionados:

Adaptación de una de las aventuras más aclamadas del Hombre de Acero en el siglo XXI.

Antes que nada ¿De qué historia estamos hablando? A poco que seas lector de Superman sabrás que obra se ha adaptado. Para hablar de ella recupero las palabras de mi compañero Mario Losada que con tanto entusiasmo se refería a ella:

“Se engloba en la línea llamada «Otros Mundos» (elseworlds) dónde los personajes DC viven vidas diferentes de las que nos han contado. Son mundos alternativos y allí las historias nacen y mueren según los guionistas sin casi o nada de presión de la editorial.

Superman, en vez de aterrizar en Smallville, aterriza en un pueblecito de Ucrania cuando aún pertenecía a la URSS en 1938. Su vida transcurre con normalidad hasta que a mediados del siglo XX hace acto de presencia como estandarte y bandera de la Unión Soviética en medio de la guerra fría. Su aparición y pertenencia al eje del Pacto de Varsovia cambia el mundo y las alianzas geopolíticas. Sólo Estados Unidos parece oponerse a este alienígena indestructible. Lex Luthor, el hombre más inteligente del mundo tiene como misión derrotarle y para ello contará con el apoyo de todo un país y el de su bella esposa Lois Lane Luthor”.

Llevaba tiempo el runrun de la adaptación de Hijo Rojo para la pantalla grande. Eran otros tiempos cuando Henry Cavill deseaba adaptar este arco argumental. Podéis leerlo aquí.  Pero finalmente se ha llevado a la división animada de DC. ¿Y qué me ha parecido la película? Pues vayamos a desgranarla.

Echo en falta esta imagen icónica del cómic en la película

Superman, un héroe para la Madre Patria.

Superman Hijo Rojo es la nueva película de animación de Warner y DC. Dirigida por Sam Liu (Batman: La Broma Asesina, Superman y Batman Enemigos Públicos) la película adapta la novela gráfica homónima de Mark Millar (Kick-Ass; El viejo Logan).

En Hijo Rojo se nos narra como la Madre Patria cuenta con un adalid de la libertad frente a la opresión del capitalismo. En este sentido no hay mucha dificultad a la hora de entender conceptos. En la película hay una forma maniquea y muy burda a la hora de hacerlo, pero como hemos venido a disfrutar procuramos omitir cierto tipo de maniqueismo. La visión de Superman sobre el comunismo de Stalin dará un vuelco al conocer la triste realidad de su pueblo oprimido en gulags. Da aquí un giro dramático la historia cuando Superman toma el poder. ¿Qué URSS nos puede esperar liderada por un kriptoniano? Para un mejor uso de la diplomacia, Diana (Wonder Woman), amazona y embajadora de Temiscira trata de apoyarlo en tan ardua labor. Pero Superman está por encima de amazonas y humanos. Una lección que pagará caro con la entrada en juego de Batman. En este sentido hay que decir que este arco argumental pierde enjundia ya que apenas conocemos los motivos del terrorismo anárquico que Batman impone contra el sistema. Un arco que en el cómic si estaba muy bien trabajado.  El caso es que cuando la Trinidad de DC se ven juntos en pantalla la película gana enteros, como en la escena de la trampa de Batman con el sol rojo, quizás lo mejor de la película.

Por lo demás la película funciona con saltos temporales, como hacía la obra que adapta, y en cada arco Lex Luthor, primero como avezado científico americano y posteriormente como presidente de los Estados Unidos va creando diferentes artefactos para tratar de vencer la amenaza comunista.

Hijo Rojo está dirigida por Sam Liu un habitual del Universo Animado de DC.  El guion es del veterano J.M De Matteis habitual guionista de cómics. Liu y De Matteis tratan de mantener el espíritu de la obra que adaptan pero arcos como el del origen del hombre murciélago desaparecen. Además a Superman en esta ocasión y a diferencia del cómic no lo reconocemos. Pese a ser un títere de manos del comunismo, en el cómic mantenía su esencia que es lo que hace grande la obra de Millar. Aquí se reduce a una marioneta al amparo del sistema que lo protege. En cuanto a la animación, cumple con creces como viene siendo habitual en las películas animadas de DC.

En definitiva la división animada de DC nos trae un producto muy divertido que no se hace en ningún momento pesado en sus 84 minutos. Como adaptación de un clásico lamentamos que se ha perdido mucho del original a la hora de la traslación, nada nuevo a estas alturas del cuento. Yo aun así he disfrutado mucho de Superman Hijo Rojo y espero ver pronto más aventuras de nuestros héroes favoritos.

Os dejo con fotos de la próxima película animada del Hombre de Acero titulada Superman: Man of Tomorow, que se estrena este verano con fecha por determinar.

 

Un saludo y sed felices.



el autor

Community manager, Historiador y documentalista, apasionado del cine, las series, la lectura y el fútbol... en definitiva de las cosas que nos hacen felices.

6 comentarios

  1. La película es entretenida, como casi todas las animadas de DC, pero el no haber puesto el final circular del cómic le resta mucho, es lo que coniverte a la obra original en uno de los mejores elseworlds; pero, bueno, no se puede tener todo.

  2. Buenas, a mi aparte de lo que mencionas, que es uno de los mejores momentos del cómic, lo que me molesto fue lo que hicieron con wonder woman, la presentan bien como una aliada que quiere ayudar a conseguir la paz, y luego la convierten en una mujer que culpa de todo el mal en el mundo a los hombres, con las buenas adaptaciones que ha tenido el personaje en los últimos años, incluso en la reciente justice league dark apokolips war, y en esta adaptación con el potencial que tenía cometen errores como ese. A pesar de los fallos en general sigue siendo una adaptación disfrutable, aunque lejos de otras adaptaciones como las recientes de la muerte de superman, que ambas en general fueron bien llevadas.

  3. Hola! No leí el comic y no puedo comparar (en Argentina son caros y ya hace rato que desistí) pero aunque me entretuvo no pude sentir nunca que estaba viendo a Superman. Su personalidad no tenía el idealismo definido y vos lo explicás bien cuando decís que es un títere del comunismo. Batman un loco total y la Mujer Maravilla cambia de personalidad casi de un momento a otro. Muy bizarro todo. Pero de eso se trata. Gracias por tus análisis. Estoy aprovechando la cuarentena para ponerme al día con éstas pelis y me sirven de guía! Saludos desde Buenos Aires!

    • Hola Amalia un placer tenerte por aquí. La película entretiene a pesar de lo que comentas y eso que llevas razón. No hay rastro del Superman que leíamos en los cómics, ojo en el comic en el que se basa no sucede lo mismo. Millar sabe tratar al personaje de esa característica que lo define para que reconozcamos al personaje. Batman es un terrorista tanto en la película como en el cómic que adapta, solo que las motivaciones están mejor explicadas, que no justificadas, obviamente. Pero te hace empatizar con Batman. Wonder Woman tres cuarto de lo mismo.
      Un saludo y nos leemos por aquí.

Deja tu comentario