Guía de lectura del Castigador (The Punisher) (Parte 2): De Zona de Guerra al resurgir a lo largo de Marvel Knights

0

¡Saludos y sed bienvenidas/os a esta segunda entrega de la guía de lectura del Castigador! Si en la anterior entrega la idea era recomendaros lecturas para un primer acercamiento al personaje, aquí la finalidad ya es diferente, porque os voy a hablar de algunas series y etapas concretas para que os adentréis más en el mundo de Frank Castle, y así vuestro bagaje lector con él aumente.

No obstante, antes de ir al meollo, os dejo los otros enlaces publicados de la guía.

La serie de Zona de Guerra

Zona de Guerra vio la luz en el año 1992. A esas alturas, y gracias al éxito que tuvo en 1986 la famosa miniserie de Steven Grant y Mike Zeck (de la que ya os hablé en la anterior entrega de la guía y cuya reseña podéis leer aquí) el personaje ya acumulaba varias cabeceras en su haber como «Diario de guerra» (de 1988), «The Punisher Magazine» (de 1989) o «The Punisher Armory» (en 1990). Eran demasiadas series para un personaje de este tipo, pero el caso es que, ya desde sus inicios, Zona de Guerra tuvo un gran éxito, como puede atestiguar el hecho de que del primer número de la colección, cuando salió en EEUU, se vendieron más de un millón de ejemplares.

Esta serie se extendió hasta los 41 números y 2 anuales en su primer volumen. Una de las mejores lecturas que podéis hacer de la misma la encontraréis en «El Castigador: Zona de Guerra», tomo que Panini sacó a la venta hace poco, y que comprende los 11 primeros números de la serie, escritos por Chuck Dixon, y dibujados en su mayor parte por John Romita Jr.

Y como yo mismo reseñé el tomo para esta web, os comparto algunos extractos de dicha reseña (que podéis leer completa aquí):

¿Qué historia nos encontraremos en este tomo? Veremos a Frank Castle manteniendo su particular lucha contra el crimen organizado en Nueva York, aunque en esta ocasión se infiltrará en la familia mafiosa de los Carbone para acabar con ella desde dentro y aprovechar las ventajas que le reporte hacer de matón para ellos.

Castle no estará sólo en esto, pues tendrá como compañero a Mickey Fondozzi, un pringado que trabaja para la familia Carbone, pero que será quien le introduzca en ella.

En la anterior edición que había publicada de Zona de guerra, tan sólo se encontraban 6 números, mientras que en este Marvel HC hay 11, los cuales completan todo el arco argumental referente a la familia Carbone, y permiten tener recopilada en un sólo tomo la etapa completa de Chuck Dixon y John Romita Jr.

¿Merece la pena este tomo? Desde luego que SÍ. Estamos ante una historia escrita con oficio por Dixon, donde la violencia y el entretenimiento van de la mano, haciendo que una trama poco novedosa sí que sea disfrutable estando el Castigador de por medio. Pero también merece la pena por la labor de Romita Jr., en una de sus mejores etapas como dibujante, dejando para la retina algunas páginas dobles de lo más impactantes.

Lo único que es difícil a día de hoy es el hecho de poder leer completa la etapa, debido a las pocas ediciones de la misma aquí en España. Así que si no tenéis las grapas del resto de la serie de Zona de Guerra, y tampoco ningún tomo de la misma, tenéis una oportunidad fantástica de disfrutar esta serie con el tomo que os menciono arriba, de edición muy reciente.

 

La aparición del sello Marvel Knights y la revitalización del personaje

Una de las consecuencias de que un mismo personaje tuviese varias cabeceras propias, es que, aunque algunas sean buenas y vendan bien un tiempo, tarde o temprano se quema al personaje y deja de interesar. Y como es lógico, el Castigador sufrió eso mismo, siendo canceladas sus series allá por 1995 debido a las malas ventas. Hubo intentos de relanzar al personaje, pero son tan intrascendentes que no merece la pena analizar.

Y he aquí donde entra en juego el sello Marvel Knights, que salvó de la quiebra a Marvel, pero además revitalizó a muchos personajes de corte urbano del universo marvelita, siendo uno de ellos el amigo Castle. Eso sí, este sello falló en su primer acercamiento con el Castigador, ya que se sacó una miniserie de 4 números donde Castle se enfrentaba a enemigos sobrenaturales como agente del cielo. ¿Delirante verdad? Menos mal que en la segunda intentona, la elección de Garth Ennis y Steve Dillon fue la mejor posible, para hacer una maxiserie de 12 números que resucitó por completo al personaje, logrando que el interés sobre él creciera de nuevo.

No es un material difícil de encontrar en grapa, pero he optado por recomendaros el formato de la «Colección Extra Superhéroes» de tapa blanda, que eso sí, espero que se reedite en tapa dura tarde o temprano, porque la etapa del Castigador en Marvel Knights merece ser recopilada en un buen formato de tapa dura. Como decía, la maxiserie en la que Garth Ennis y Steve Dillon devolvieron la grandeza al personaje está recopilada aquí.

En este tomo, el Castigador vuelve a la acción, dejándose las tonterías de ser un pistolero del cielo bien atrás. Ha estado demasiado tiempo fuera de juego y su ciudad está llena de malas hierbas que arrancar. En su misión para seguir limpiando la ciudad del crimen, pondrá su total atención en cargarse a la familia Gnucci, al frente de la cual está Ma Gnucci, una mujer vieja, dura e inflexible, que verá cómo Frank Castle la lleva hasta el límite en su guerra. A lo largo de los 12 números de la serie, asistiremos a un festival de acción, muerte y humor negro que hará que sea todo un disfrute seguir las andanzas de Castle mientras va cargándose a lo grande a la familia Gnucci, del mismo modo que veremos a diferentes justicieros que surgen en la ciudad impulsados por la labor de Castle. Conoceremos a personajes pintorescos como Spacker Dave, Bumpo o Joan (vecinos de Castle), el detective Soap o la policía Von Richthofen, sin olvidarnos… ¡del Ruso! Y también será visible el poco aprecio del guionista por los superhéroes, ya que las veces que otros personajes marvelitas aparecen, quedan en ridículo.

Como detalles curiosos, tenéis el hecho de que los vecinos de Castle y el Ruso aparecieron en una de las películas del personaje, del mismo modo que también el detective Soap apareció en otra. Una de las escenas donde aparece Daredevil, se usó para uno de los episodios de la segunda temporada del Daredevil de Netflix, temporada en la que precisamente se introducía el personaje del Castigador. En resumen, si os gusta el humor gamberro de Garth Ennis, el dibujo incisivo de Steve Dillon, y las portadas tan chulas de Tim Bradstreet, ésta es una gran oportunidad para disfrutar como niños, pero eso sí, dejando bien claro que no hay que tomarse en serio al personaje, porque la mejor forma de saborearlo es dejarse llevar por el torrente de locura.

Tras el exitazo de la maxiserie, se dio luz verde a una serie abierta del personaje, al frente de la cual estaban, como tenía que ser, Ennis y Dillon. La serie llegó a los 37 números, y fue escrita casi en su totalidad por Ennis, si bien en la parte artística junto a Dillon desfilaron otros dibujantes entre los que destaco a Darick Robertson. Aunque algunos números de la serie eran de relleno, si os gustó la maxiserie aquí seguiréis disfrutando, porque es más de lo mismo, con arcos argumentales muy interesantes, más muertes un número tras otro, nuevos enfrentamientos con superhéroes, la reaparición del Ruso, y se ahondará en el personaje de Soap, un perdedor de los que marcan época, que se convertirá en confidente de Castle. En estos dos tomos está recopilada casi íntegra la serie de 37 números, faltando los que no escribió Ennis, pero no vais a notar falta de coherencia por los números que faltan, ni tampoco os perdéis gran cosa.

Para terminar, quiero decir que «La conjura de los necios» contiene una saga bastante graciosa en la que Lobezno, Daredevil y Spiderman intentan dar caza al Castigador, pero también otros arcos argumentales más serios, ya que la serie fue cambiando un poco el tono, no dejando del todo las gamberradas, pero sí reduciéndolas un poco hasta esa verbena que es la caza de Castle por los demás héroes marvelitas. Como complemento, el mismo tomo del que os estoy hablando ahora, contiene íntegra la historia de «La resurrección de Ma Gnucci», donde Ennis y Dillon cierran por completo la historia con la familia Gnucci. Es otra historia del mismo estilo de las anteriores, por lo que la disfrutaréis mucho si habéis conectado con esta versión gamberra del Castigador.

No está de más recordar que Garth Ennis no dejó de escribir historias del personaje (a pesar de que terminara la serie para Marvel Knights), porque se centró en la Línea Max, donde el tono narrativo es otro mucho más serio y duro, y no existen los superhéroes. No os preocupéis que esta línea editorial tendrá una parte de la guía dedicada a ella. Por lo tanto, de las dos versiones del Castigador que nos ha mostrado Ennis con su trabajo, yo he disfrutado de ambas, sabiendo que una es para tomársela más en serio y otra para dejarse llevar. En Marvel Knights se recuperó al personaje, y le sentó como un guante el modo en que se contaban sus historias. Espero que si le dais una oportunidad a todo lo que os he recomendado o descrito hoy, la lectura no os deje indiferentes y le tengáis más aprecio al Castigador. Y si ya leísteis en su momento todo este material… ¿no va siendo hora de una relectura? Si queréis comentar o preguntar cualquier cosa, no dudéis en hacerlo a través del apartado de comentarios.

Y hasta aquí llega esta segunda parte de la guía de lectura del Castigador. Espero haberos orientado del mejor modo posible a la hora de ir leyendo más historias de Frank Castle. La siguiente entrega de esta guía, la dedicaré a hablaros de las etapas de los guionistas Rick Remender, Greg Rucka y Nathan Edmonson. Pero de esto ya os hablaré otro día.

Os mando un saludo.



el autor

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en los fanzines "Hormigas" y "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Dentro de las grandes obras de terror de cualquier medio, una parte no desdeñable suele estar basada en historias ya presentes en el folclore, modernizándolas…