El cómic de la semana: Lobezno: Logan

0

Bienvenidos un sábado más a la sección de los amantes del cómic. Bienvenidos a El cómic de la semana. Hoy destacamos Lobezno: Logan. Al final del artículo tendréis la portada y el enlace.

En esta ocasión me trae por aquí mi última lectura sobre mi mutante favorito, como el de muchos de ustedes. Panini ha sacado en el pasado mes de enero dos historias muy interesantes sobre el personaje. Lobezno: Origen que también hemos reseñado en la web y esta que me toca a mi de Lobezno: Logan. Sin más preámbulos comenzamos.

Lobezno, el mutante preferido.

Ya no solo por un servidor sino por una cantidad ingente de guionistas y dibujantes que han solicitado a los editores marvelitas la oportunidad de dejar su sello en el personaje en forma de serie limitada o novela gráfica. Barry Windsor Smith nos contaba por ejemplo el momento más dramático en la vida de Lobezno. Windsor-Smith se encargaba del guion y del dibujo de una inolvidable historia en la que Logan es convertido en el arma asesina que todos conocemos. Hablamos de Lobezno: Arma-X. Mark Millar ha tratado al personaje en varias historias que seguro que el lector conoce. La más famosa es El viejo Logan, con dibujo de Steve McNiven. Se nos cuenta en esta historia un mundo apocalíptico sin superhéroes, casi todos han muerto. Ojo de Halcón es un viejo aliado en esta extraordinaria aventura que supone una de las mejores historias de Logan en solitario. Aunque quizás la mejor es la que voy a decir ahora. Lobezno: Honor es un clásico del inimaginable duo Chris Claremont y Frank Miller. Comparte con Lobezno: Logan la particularidad de que en ambos Logan viaja a Japón. Aquí es una suerte de Ronin que se enfrentará a La Mano. Luego está mi preferida, Elecciones sangrientas de Tom DeFalco y John Buscema. Con el coprotagonismo de Nick Furia. Lobezno afronta una historia de tráfico de niños. Es un mafioso sin escrúpulos el villano de esta ocasión que se encuentra amparado por la protección de Nick Furia. Es interesante esta dicotomía que enfrentará a nuestros dos héroes. Ambos personajes (Lobezno y Furia) volverían a repetir en dos ocasiones más: Conexión Escorpio y La rebelión de Escorpio. Las tres fueron editadas conjuntamente por Panini en un Marvel Gold. De Mark Millar es también Lobezno: Enemigo del Estado, con dibujo de John Romita Jr. Nuestra reseña al mismo, aquí. Hasta aquí un breve repaso por las aventuras en solitario del personaje, dejo algunos arcos argumentales de su serie regular que bien podía haber metido aquí, pero tampoco es el núcleo este del artículo. Os dejo a vosotros que citéis en comentarios cuales historias echáis en falta.

Una de mis lecturas preferidas del personaje

Lobezno: Logan de Brian K. Vaughan y Eduardo Risso.

Vaughan es otro de los guionistas que cae rendido ante el encanto del personaje. Reputado guionista que venía de ganar elogios nominaciones y premios con su serie Y, el último hombre. Aquí se reúne con el dibujante Eduardo Risso que contará con el color de Dean White. Vaughan nos trae a un Lobezno humano, de ahí el título. Se nos presenta no como mutante, al fin y al cabo estamos en la II Guerra Mundial, sino como… Mejor que se presente el mismo:

“Soy canadiense. Del primer batallón de Paracas”.

Es un prisionero de guerra en Japón que comparte celda con Ethan Warren. Pronto escaparán de la celda y formarán un buen equipo hasta que aparece la joven Atsuko. Warren quiere matarla para no dejar testigos de su huida pero Logan no ve motivos de matar a una inocente. El camino de ambos se tuerce y se acaba ahí. Logan comparte lecho y Warren sigue su camino. Así acaba la primera de las tres partes de las que se compone esta historia. El segundo arco es en el que presenciamos la transformación de Logan de hombre a bestia motivado por la intromisión de Warren que regresa esta vez como enemigo. Y un tercer arco en el que vemos a Lobezno de amarillo luciendo la X en su hebilla. Han pasado muchos años pero el dolor es grande y tiene que cerrar viejas heridas.

Valoración Final.

Muchas historias ha vivido Logan, su gen mutante le hace vivir más años de los que realmente el quisiera. Ha vivido experiencias desde la II Guerra Mundial, conflicto en el que está ambientado la historia que nos ocupa. Vaughan nos trae una historia pequeña, intimista me atrevería a decir, del personaje. Un Logan muy humano pero que deja ese aspecto atrás con la pérdida de Atsuko. Warren representa lo que Lobezno necesita. Una némesis que da rienda a que el hombre de paso al animal. Eduardo Risso, petición personal del guionista, cumple; está mejor en la composición de personajes que en escenarios, que a veces resultan un tanto vacios. Destaca en las páginas donde predomina la acción y es que ahí se maneja con soltura. Lobezno: Logan no es de las mejores historias en solitario del mutante canadiense, pero es entretenida y se nota las ganas de Vaughan de tratar al personaje.

Enlace al cómic en la web de Panini.

Un saludo y sed felices.



el autor

Community manager, Historiador y documentalista, apasionado del cine, las series, la lectura y el fútbol... en definitiva de las cosas que nos hacen felices.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez. Hay que entender lo que representa Assassins Creed si uno quiere comprender…