InicioCineLas películas de 2019 que nos han hecho felices

Las películas de 2019 que nos han hecho felices

El 2019 está a punto de terminar y ya hemos podido disfrutar de gran parte de las películas estrenadas en España tanto en cines como en festivales a lo largo del año. Por eso, como es tradición, os traemos una lista de los filmes que para nosotros, los colaboradores de Las Cosas que nos Hacen Felices, superan con creces la media: Las mejores películas de 2019. En este caso serán tres listas, la de Mario Filloy, Toni Garrido y Fernando Vílchez.

Las mejores películas según Mario Filloy

10. O QUE ARDE (Lo que arde) de Oliver Laxe

La nueva cinta de Oliver Laxe, premiada en Cannes con el prestigioso reconocimiento del jurado Un certain Regardes una deliciosa y absorbente mirada al amor maternal, al cariño de un hogar, a la redención y al perdón, con el telón de fondo de un rural gallego mutilado por las llamas cuya fotografía a cargo de Mauro Herce merece un claro reconocimiento.

 

9. THE SISTERS BROTHERS (Los hermanos Sisters) de Jaques Audiard

El western contemporáneo nos trae a cuentagotas pequeñas joyas (recordemos la impecable Bone Tomahawk o la bilogía de Tarantino entre muchas otras) que parecen revivir por momentos un género considerado muerto por muchos. Y The Sisters Brothers es una de esas. Una historia sencilla pero narrada con elegancia, personajes carismáticos y repleta de secuencias emocionantes. Joaquin Phoenix está impecable, mejor que en Joker.

 

8. ONCE UPON A TIME IN… HOLLYWOOD (Érase una vez en… Hollywood) de Quentin Tarantino

La novena película de Quentin Tarantino. Poco más hay que añadir. Si el director estadounidense no estaba siendo ya bastante encumbrado por crítica y público, su nuevo éxito lo sitúa como un maestro capaz de prácticamente cualquier cosa. Once upon a time in… Hollywood es un paso más allá, es innovadora, es compleja, es nostálgica en el buen sentido y es, como todas las películas de su autor, única e inimitable.

 

7. EMA de Pablo Larraín

La película latinoamericana del año es Ema, un delirio visual, narrativo y musical que no deja indiferente a nadie. La belleza, la sensibilidad, la crueldad, la sensualidad y la irracionalidad con las que Larraín define a Ema, la convierten, sin duda, en uno de los personajes más apasionantes y complejos del año.

6. PARASITE (Parásitos) de Bong Joon-ho

Ganadora de la Palma de Oro en Cannes, Parasite se ha convertido en un estreno prácticamente mainstream a lo largo del mundo cuando nadie se lo esperaba. Alabada por crítica y público con una asombrosa unanimidad, no podría discutirle ni un argumento a quien la catalogue como la mejor película del año. Su constante equilibrio entre comedia y drama, su impresionante y madura dirección y su calculadísimo guión inscriben la nueva cinta de Bong Joon-ho como uno de los mayores éxitos del año.

 

5. SHADOW (Sombra) de Zhang Yimou

Si tuviera que valorar Shadow únicamente por su épica visual, sin dudarlo sería la mejor película del año. La fotografía, el color, el diseño de producción y las coreografías hacen de la nueva cinta de Zhang Yimou una incuestionable joya. Si bien su guión no es malo, es lo menos destacable del filme. En definitiva, Shadow es una de esas películas que no podrás olvidar.

4. SO LONG MY SON (Hasta siempre, hijo mío) de Wang Xiaoshuai

Lamentablemente, So long, my son pasó sin pena ni gloria por los cines españoles. Una lástima siendo posiblemente el mejor drama del año. Una epopeya familiar de tres horas que nos hace viajar en el tiempo a través de los momentos que marcaron las vidas de los protagonistas. Es visceralmente compleja, dura y muy profunda.

 

3. THE FAVOURITE de Yorgos Lanthimos

Yorgos Lanthimos es un director poco convencional, más aún cuando él escribe sus propias historias. Eso era lo que temía de The favourite, que no estuviera al nivel al no estar escrita por el propio griego. Pero para mi sorpresa, no solo está a la altura de sus predecesoras sino que es, posiblemente, su película más redonda. Muy caracterizada por su ambientación y por los deliciosos gran angulares de los que presume, roza la maestría con tres actrices impecables y con un ritmo frenético que hará las delicias de cualquiera que se deje absorber.

2. THE LIGHTHOUSE de Robert Eggers

Por poco la coloco en el primer puesto, porque The Lighthouse es única. Catalogada como terror, tal género no hace justicia a la película que dice representar. Esto, créanme, va más allá. Es sucia, es monstruosa, es grotesca, es basta, es violenta, es delirante, es asquerosa, y aunque pueda parecer lo contrario, eso es lo que la hace tan buena. La creatividad de Eggers desborda por doquier, su universo te atrapa, te seduce y quiere que caigas con Dafoe y con Pattinson en su locura, que compartas sus deseos, que observes con ellos imágenes únicas, poderosas y perversas. Es difícil de describir, pero es una experiencia única.

1. THE IRISHMAN de Martin Scorsese

No es tan original como muchas en esta lista, no es tan experimental, no es un salto hacia el futuro. Todo lo contrario, es una mirada al pasado, una mirada que se une con un presente de vejez y de finales. Es el magnum opus de Scorsese sobre la mafia, une todo lo que le hizo grande y lo eleva un escalón. Sin miramientos, con absoluta madurez, juntando a tres titanes de los viejos tiempos. Una película que cierra una etapa, no sólo del cine de mafia o de Scorsese; de la historia del cine. Los viejos tiempos terminan aquí, a la espera de esa remota posibilidad de que Coppola produzca Megalópolis, pero casi con la total certeza de que The irishman, siendo una magistral película, es la última de muchas historias.

 

FERNANDO VÍLCHEZ.

Vaya por delante que esta es una lista tremendamente sesgada, tanto por el poco tiempo disponible para ver la mayor oferta posible como por la mala distribución que tiene el cine en general en una ciudad como Jaén, donde solo llegan los estrenos más importantes desde el punto de vista comercial. Aún así, ¿Qué lista de mejores películas no es sesgada?

  1. Polar (Jonas Akerlund)

Acudí a ver Polar, adaptación del cómic de Víctor Santos, vacío de prejuicios por las malas críticas recibidas y, sorpresa, me encontré con una de las películas más divertidas de los últimos años. Muchos dicen que ha sido un intento fallido de John Wick por parte de Netflix, pero para mí no tiene nada que ver, ni en la forma de rodar ni en el tono. Vemos violencia a niveles absurdos, frases lapidarias, villanos extravagantes, sexo… No veía una película que gozara tanto la despreocupación desde Shoot Em Up.

Crítica de Polar en Lascosasquenoshacenfelices

 

  1. La favorita (Yorgos Lanthinos)

La obra más accesible de Lanthinos es toda una reflexión sobre el precio del poder y, encima, una trama protagonizada por mujeres. En esencia, La favorita es la historia de una trepa en una corte inglesa llena de anacronías y ángulos en ojo de pez sostenido por un trío de actrices extraordinarias en la que una gana, pero pierde moralmente; otra pierde, pero gana moralmente; y sobre las dos se cierne una imperial Olivia Colman, Oscar merecidísimo.

Crítica de La favorita en Lascosasquenoshacenfelices

 

  1. Identidad borrada (Joel Edgerton).

Tardó en estrenarse la nueva película de Joel Edgerton tras su sorprendente El regalo. Y lo hizo con un largometraje potente en su planteamiento  y reparto (Russell Crowe, Nicole Kidman, el prometedor Lucas Hedges, el mismo Edgerton…) pero ineficaz en su dirección, lo que ha supuesto que no se encuentre más alto en la lista.

Identidad Borrada cuenta la historia del hijo de un predicador que confiesa a sus padres que es homosexual y es sometido a una terapia de reconversión. Lo dicho. Nada más que por el planteamiento y el potente guión ya es notable. Una lástima que no arriesgara más en su dirección.

 

  1. Green Book (Peter Farrelly)

Ha sido muy criticada por su blancura a la hora de reflejar el racismo en los años 60. Y no entiendo el motivo. Si todas las películas que denuncien alguna lacra, tanto directa como indirectamente, tienen que ser crudas, el cine perdería miles de espectadores. Y Green Book es una fábula, un cuento, una comedia dramática sobre la relación entre un cateto racista y un músico negro culto. Una historia cuyo sencillo mensaje encierra una moraleja universal: la ignorancia (el racismo) se combate con la experiencia. En este sentido, Green Book es un (blando) bofetón a los prejuicios…pero un bofetón, al fin y al cabo.

Crítica de Green Book en Lascosasquenoshacenfelices

 

  1. Joker (Todd Phillips)

Desde luego no es la más polémica (Star Wars IX se lleva los premios en ese sentido) pero, sin duda, es la película más sobrevalorada del año. Entiendo que, para muchos, haya sido impactante, por la interpretación de Phoenix, por lo que cuenta y por cómo lo cuenta.

Sin embargo, Joker no deja de ser un previsible pastiche (Taxi Driver + El rey de la comedia) con un protagonista que ya hemos visto en el cine más independiente (el mismo Phoenix lo interpretó en En realidad, nunca estuviste aquí y con una visión efectista e incierta de la enfermedad mental (a los profesionales de ese ámbito ya nos cansa la asociación violencia-enfermedad mental). Eso sí, todo ello envuelto en un diseño de producción exquisito, en una interpretación fascinante y en una música extraordinaria. Aun así, la idea más revolucionaria de Joker es, precisamente, el nombre de Joker. Colocar el nombre de un personaje de la cultura popular y meterlo en una historia más propia del arte y ensayo. El éxito ha sido sorprendente y seguro que no será la última película que veamos de este tipo.

Crítica de Joker sin spoilers y con spoilers.

 

  1. EL niño que domó el viento (Chiwetel Ejiofor)

Una de las películas más desconocidas e infravaloradas del catálogo de Netflix. Dirigida por Chiwetel Ejiofor (protagonista de Doce años de esclavitud), El niño que domó el viento nos cuenta la historia de real de un niño de la región más pobre del pobre país de Malaui y como construyó una turbina para montar un molino que pudiera asegurar la cosecha de su pueblo.

Bajo esta sencilla trama, El niño que domó el viento encierra una brutal reflexión sobre la situación de los países africanos y las prioridades del ser humano en una situación de extrema necesidad. Impresionante la escena en la que los niños escuchan por primera vez la radio y cambian de canal de las noticias sobre el 11-S para escuchar un partido de fútbol. No les importa lo que ocurra en el mundo, solo un escape a un día a día basado en la incertidumbre. Cualquier lluvia conduce al hambre, y el hambre a la muerte.

 

  1. Toy Story 4 (Josh Cooley).

No me esperaba mucho de Toy Story 4, al considerar que la historia estaba más que cerrada con la tercera parte. Pero había una alternativa al cierre circular, a ese eterno retorno de lo igual que fue Toy Story 3: el estrés postraumático, el duelo complicado. De esta manera, Toy Story se centra más en Woody y en aquellos juguetes que deben de aceptar que, sencillamente, ya no pueden serlo para sus amos. Como el divorciado, el viudo o el jubilado… Una analogía perfecta que cierra mejor la historia de Woody y, encima, es tremendamente entretenida.

Crítica de Toy Story 4 en Lascosasquenoshacenfelices

 

  1. Vengadores: Endgame (Hermanos Russo).

La madre de todos los blockbusters. No cabían más personajes, pero Disney y Marvel se sacaron de la manga los viajes en el tiempo para realizar no solo un final tremendo a diez años de películas, si no también un homenaje a todas ellas. Por ello, es la más emotiva de las películas superheroicas, con un final digno para todos sus personajes.

El cine es arte. Pero en su concepción natural era entretenimiento. Hacer soñar al espectador con imágenes e historias imposibles de tratar en la vida real. Por ello, al contrario de lo que dice mi adorado Scorsese, Vengadores: Endgame es cine. CINE con mayúsculas.

Crítica de Vengadores: Endgame sin spoilers y con spoilers. 

 

  1. La trinchera infinita (Jon Garaño, Aitor Arregi, Jose Mari Goenaga)

La mejor película sobre la Guerra Civil Española. No sale Franco ni Azaña, pero la historia de Higinio y Rosa refleja como nadie la tensión entre los dos bandos, la costumbre y, finalmente, la convivencia entre ambas facciones, representadas por los vecinos de un pueblo andaluz.

Una película intensa, desde su inicio a lo Salvar al soldado Ryan hasta la claustrofobia familiar y, finalmente, la conciliación. La necesaria conciliación. Que la vida es muy corta para odiar a quiénes comparten el cielo contigo.

Crítica de La trinchera infinita en Lascosasquenoshacenfelices

 

  1. El irlandés (Martin Scorsese).

No es la mejor de la pentalogía mafiosa de Scorsese, pero es una película que marcará época. O, mejor dicho, el fin de una época. Esperemos que no, pero huele a último gran papel de De Niro, Pacino y Pesci para la película más dura y crepuscular contra la figura del gángster.

Pesa el defecto digital, pero tampoco se entiende El Irlandés sin contar con los mismos actores desde el principio hasta el final. Larga, concienzuda, pausada… porque ya no se hace un cine largo, concienzudo y pausado como el de El irlandés.

Crítica de El irlandés en Lascosasquenoshacenfelices

 

Toni Garrido

10. Doctor sueño

La secuela de una de las grandes películas del cine, y que adapta otra novela de Stephen King, no ha sido demasiado bienvenida, y es que realmente puede resultar innecesaria, ya que El Resplandor quedó muy bien cerrada en su momento, y en un principio las secuelas que el acontecimiento dejaron en el pequeño Danny, ahora ya mayor, es lógico que no resulten suficientes estímulos para atraer a la gente a las salas de cine. Sin embargo, Doctor sueño sabe alejarse lo suficiente de la primera película, evitando comparaciones, a la vez que se agarra su universo. No hay que infravalorar esta película, dirigida además por Mike Flanagan, quien ha cosechado éxitos como La maldición de Hill House y otras películas menores de terror anteriormente. Doctor sueño es una película que merece la pena ver por su terror atmosférico y que los fans del maestro del terror sabrán sacarle un mayor partido.

 

9. Quien hierro mata

No he podido ver Mientras dure la guerra ni La trinchera Infinita, por lo que mi referente español del año es la última película del director Paco Plaza, alejándose esta vez del terror que nos tiene acostumbrado. Esta película no reinventa el género ni lo pretende, incluso se sirve de numerosos clichés del género para crear una película adictiva con muy buen ritmo y una dirección fantástica. Todo el reparto está a un gran nivel, empezando por Luis Tosar y y terminando por un Enric Auquer que se come la pantalla cada vez que aparece.

 

8. Border

El sueco Ali Abbasi dirige esta obra que adapta una historia corta de John Ajvide Lindqvist, el escritor de la famosa novela Déjame entrar. La película trata sobre Tina, una trabajadora de aduanas con la peculiar habilidad de conocer quién lleva algo ilegal en su equipaje gracias a su olfato. Todo cambia para ella cuando conoce a Vore, un hombre con cierto parecido a su peculiar físico y que esconde algo muy personal con ella. Border es una película que es recomendable visionarla sabiendo lo menos posible y con la mente bien abierta. En mi opinión resulta una película perturbadora e hipnótica, aunque soy consciente de que no será del gusto de todos. No verás muchos romances como este.

 

7. La casa de Jack

El danés Lars Von Trier no necesita demasiadas presentaciones y siempre que estrena una película es de obligado visionado. La película trata sobre un asesino en serie que durante 12 años ha considerado el asesinato como una obra de arte, tratando a sus víctimas como meros seres inferiores, todo mientras diseña su casa ideal. Protagonizada por un fantástico Matt Dillon crea el que para mí es uno de los grandes personajes del año en cuanto a cine. En mi opinión, bastante más interesante que el Joker, ¿Por qué no decirlo? Lejos de ser perfecta, sobre todo por un epílogo innecesario, esta película supone un macabro y cruel juego en manos de Jack, una obra extremadamente provocadora, pero a la vez terriblemente entretenida e hipnótica. 

 

6. Historia de un matrimonio

A partir de aquí ya la cosa se pone muy interesante. Historia de un matrimonio es la apuesta de Netflix para intentar arrasar en los premios de la crítica este año. Para conseguirlo primero se sirve de un reparto de lujo con Adam Driver, que sigue catapultando su carrera y una Scarlett Johanson que vuelve a demostrar una vez más que está llena de talento. Un drama doméstico muy buen elaborado que se mezcla con otros géneros para darte un torbellino de sentimientos.

 

5. La favorita

Quizás la película más reconocida de Yorgos Lanthimos sea Canino, por méritos propios, aunque yo prefiero quedarme con El sacrificio de un ciervo sagrado, una de las películas más angustiosas que he visto en los últimos años. El griego no suele decepcionar ni dejar a nadie indiferente, por eso este año estrenó quizás su película más comercial o al menos más enfocada a un público amplio. Una peculiar tragicomedia ambientada en el siglo XVIII con elementos de humor negro protagonizada por la gran Olivia Colman, Emma Stone y Rachel Weisz entre otros. Una obra brillante y que explota al máximo a un reparto que está sensacional.

 

4. El irlandés

Lo último de Martin Scorsese se cae de mi podio, aunque podría haber entrado perfectamente. Quizás sea el listón tan alto que le hemos puesto o quizás la excesiva duración de la cinta. Aún así, estamos ante una de las películas del año y que junto a Casino y Uno de los nuestros forman una trilogía de la mafia que no está muy lejos de la de Coppola. Los tres protagonistas están fabulosos, como hacía muchos años que no los veíamos. Joe Pesci en un papel totalmente diferente a sus anteriores personajes con Scorsese, sin duda de una dificultad mayor aún. ¿Quien sabe qué habría sido este señor en el cine con más suerte o quizás otro físico? El resultado es una historia magnífica y una película fresca que cierra una etapa imprescindible del cine moderno. Nadie hace películas como Scorsese.

 

3. Vengadores: Endgame

No es la película más redonda ni compleja de la lista, pero sin duda he disfrutado más con Endgame que con la mayoría de las películas que he visto este año. El cierre de una saga de películas que han cambiado el cine y la cultura de un modo en el que los seguidores a los cómics de Marvel o cultura geek/friki en general jamás nos habríamos creído años atrás. Y lo hace a lo grande, un auténtico espectáculo visual y un épico parque de atracciones para los seguidores. Por eso y mucho más se merece un puesto en el podio.

 

2. Érase una vez en… Hollywood

A pesar de ser una de las películas que más ha dividido a los fans de Tarantino yo no tengo dudas de que estamos ante una de las mejores películas del año. Tarantino consigue que no me quiera despegar de la silla en casi tres horas de viaje por el Hollywood de los años 60. Una auténtica oda al amor que siente el director por su gran pasión en la que no faltan sus típicas escenas que solo él logra hacer. Y cómo no, de paso repasar la cultura americana de la época con unos personajes interpretados por dos actorazos como DiCaprio y Brad Pitt, que demuestran que son como el buen vino.

 

1. Parásitos

El director surcoreano Bong Joon-ho ya ha demostrado anteriormente de lo que es capaz con interesantes películas como Mother, The Host y sobre todo con la notable Memorias of Murder. Sin embargo este año con Parásitos ha roto todas las expectativas con este drama familiar tan ingenioso como macabro. Un guión precisamente calculado que roza la perfección y que logra hacer un cine de gran calidad a la vez que entretenido y divertido.

 

Sed felices y no olvidéis comentar vuestras películas preferidas de este fantástico 2019.

Toni CE
Economista frustrado. Cinéfilo de videoclub, seriéfilo de sofá, amante de los videojuegos y coleccionista de todo lo que se pueda poner en mi estantería. Crecí con una Game Boy verde pistacho y un reproductor VHS.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Novedades Astiberri noviembre de 2021

Bienvenidos a Las Cosas Que Nos Hacen Felices. Una vez más, les presentamos las novedades de Astiberri. Como viene siendo habitual ... Me gustaría comentarles...