Iniciosci-fiLa tapa del obsesoThe Witcher, Temporada 2 (Netflix): el brujero es un poco como todo

The Witcher, Temporada 2 (Netflix): el brujero es un poco como todo

Bienvenidos, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez.

Aquí tienes tu capa con capucha, hermano. Hay sitio al fondo. Nuestro líder está a punto a empezar con lo de The Witcher. El cargo es rotatorio, hoy me toca a mí. No, por favor, gracias a ti por transferirnos todos tus euros. Los coleccionamos. Gracias a los euros donados podemos analizar con calma series de televisión y luego escribir sobre ellas. Otros hermanos cuando ven algo hacen podcast. Nosotros escribimos. Pero todos pertenecemos al mismo colectivo de gente pretenciosa, todos somos igual de bobos, todos creemos que estamos haciendo algo remotamente elevado culturalmente. Pero nosotros tenemos capas. Con capucha. No, no vas a parecerte al que ralla los coches y regala cosas a los niños en la puerta del supermercado, póntelo, anda.

Hoy toca hablar de la segunda temporada de The Witcher, serie de televisión que emiten en uno de los 4-5 canales de información y entretenimiento únicos que existen en la práctica. En este caso, Netflix. Hemos hablado de los libros en general (aquí), hemos hablado del primero de sus videojuegos (aquí), hemos hablado del exitosísimo tercer videojuego (aquí), hemos metido a esta tercera entrega entre los mejores videojuegos de rol occidentales de siempre (aquí), hemos hablado de la última novela del personaje (aquí), hemos hablado del juego de rol de dados y papel (aquí) y hemos relacionado el transcurrir de la saga de videojuegos con la historia de tu propia sexualidad (aquí). También estábamos expectantes cuando supimos que Netflix se iba a poner a hacer una serie al respecto y hablamos de ello (aquí). Y, claro, hemos hablado con gran gloria de la primera temporada.

Veo hermanos que hacen como que van al baño para huir a sus casas, a mirar el móvil en la soledad de su casa. Hacéis bien, hermanos, el contacto humano es peligroso e impredecible. Y ya desnudos ni hablamos. Para quien no quiera perder su valiosísimo tiempo bajando scroll en una red social dando a coranzoncitos y mandando mensajes directos vergonzantes podemos decir que a grandes rasgos la segunda temporada de The Witcher es en esencia más de lo mismo. Es poco probable que a quien le disgustó la primera temporada esto le enganche, es poco probable que a quien le gustó la primera esta la odie mucho. Aunque hay más posibilidades de lo segundo que de lo primero.

The Witcher temporada 2_1

El plantel actoral repite en esencia y volvemos a uno de los temas en que The Witcher es irregular. Ya dijimos que Henry Cavill derrocha sexualidad y poder, siendo un Geralt de Rivia sencillamente perfecto. También que otros no son tan convincentes a primera vista, como la actriz que hace de Triss, aunque luego su actuación capta lo que en orígen es el personaje. Ya en lo personal vuelve a sorprenderme cómo otra producción se llena de ingleses y haya una fealdad espantosa entre los actores, no sé si es buscado a propósito o realmente lo de la tortura por los cuerpos y caras perfectas en los actores a Inglaterra no ha llegado: ya pudimos ver algo así en Juego de Tronos. También puede ser que todo lo absorba el buenorro de Henry Cavill. Digamos que en general nadie desentona demasiado actuando aunque no haya nadie que actúe de manera memorable.

Por encima podemos decir que la segunda temporada de The Witcher es más o menos parte del segundo libro de la saga de Geralt de Rivia, “La espada del destino“, parte de otros libros y cosas de por aquí y por allá. Los ocho capítulos suelen incluir más o menos una parte de la historia del brujo albino querido por todas, una parte de la historia de Yennefer y, cuando está por su cuenta, una parte de la historia de Ciri. De vez en cuando veremos reuniones, conspiraciones de reyes, elfos o magos, siendo estas las más aburridas y confusas, debido a una sobrecarga de información en quizás poco tiempo. O puede que estén directamente mal contadas estas partes políticas. Dentro de lo bueno es que los elfos de The Witcher son los menos glamourosos y más mundanos de casi cualquier universo posible. Son tan terrenales y poco tolkianos que ojalá las siguientes representaciones de los elfos vayan por aquí de ahora en adelante.

The Witcher temporada 2_2

Al fin y al cabo aunque hablamos de nuevo de profecías, elegidos/as, males supremos asomando en el horizonte y demás el núcleo de toda la historia de Geralt de Rivia es más personal que político. Es en esta temporada de The Witcher cuando queda más o menos establecido uno de los núcleos de los libros: Geralt y Yennefer ejercen de padres adoptivos de Ciri, la niña destinada a cambiar el mundo. Aparece el “abuelo”, Vesemir y, claro, Kaer Morhen, fortaleza medio derruida de los brujos que es tal cual pudimos ver en los videojuegos (hay algún plano que es calcado a Kaer Morhen del primero de los videojuegos). Son las partes que se centran en el protagonista las mejor narradas, las menos confusas y las que tienen más y mejor acción.

Anya Chalotra puede que no encajara mucho físicamente en la imagen que teníamos todos de Yennefer, pero lo compensa encarnando bastante bien la ambición y resolución de la hechicera amada por Geralt. Tengo la sensación que no hay mucha química con Henry Cavill, pero quizás sea cosa mía. Lo que tengo claro es que sus partes en solitario abusan de los flashbacks y la instrospección mal llevada en The Witcher. Se habla poco de los inmensos problemas de los directores y guionistas actuales para saber narrar mínimamente pensamientos, recuerdos o traumas. El hecho de que esté aceptado que las películas puedan durar tres horas y el que las series permitan contar en diez horas a saber cuantas cosas tiene que ver. Es decir, saber que no hay muchos límites temporales aumenta la grasa creativa, adormece el ingenio y la necesidad de acotar lo introspectivo para que no termine siendo algo brasas. O, no nos engañemos, la manera indirecta de decirnos que ese rato podemos mirar el móvil y mandar memes a la gente, a ver si vamos a dejar de aprovechar un solo segundo.

Las partes de acción, peleas con monstruos, duelos a espada o demás han mejorado realmente desde la primera temporada y parece que ya les dieron dinero para la versión pro de la máquina de hacer monstruos que no tenían en la primera temporada de The Witcher. Creo que la serie (y en general el cine moderno) ganaría mucho con más acción y menos introspección, que salvo excepciones no se sabe hacer (necesitamos una asociación de autoayuda para guionistas y directores que creen que meter muchos flashbacks queda como algo profundo, adulto o lo que sea). La batalla final es realmente divertida y las partes en que Geralt se pelea con humanos no pueden ser más molonas y logradas. Nos han escatimado partes sexuales pero supongo que Henry Cavill habrá puesto el listón económico más alto si hay que enseñar culete, así que bueno, qué le vamos a hacer, seguimos con el espíritu puritano de estos últimos años. En fin, las partes de las ensaladas de yoyas son estupendas y no podemos más que pedir que haya cuantas más mejor en la tercera temporada.

Si queda alguien por aquí además del administrador que revisa antes de publicar el post que no he vuelto a poner fotos de mis legañas simplemente decirle que no se angustie: Geralt aparece con toda su gloria en pantalla, aparece de manera dramática para acabar con los monstruos en el último momento, habla con voz ronca y es tan encantador como siempre quisimos. Las cosas son como más o menos deben ser y de nuevo la cosa es disfrutable. Pero, claro, seamos sinceros y digamos que si alguien entra sin ningún conocimiento no está claro que vaya a aguantar demasiado, sobre todo por las partes que no son las protagonizadas por Geralt. Si la serie quiere crecer e ir a más deberían pasar de puntillas más por estas últimas para no poner trabas a quien tenga algo de curiosidad.

Sed felices.

Raúl Sánchez
Raúl Sánchez
Arriba es abajo, y negro es blanco. Respiro regularmente. Mi supervivencia de momento parece relativamente segura, por lo que un sentimiento de considerable satisfacción invade mi cuerpo con sobrepeso. Espero que tal regularidad respiratoria se mantenga cuando duerma esta noche. Si esto no pasa tienen vds. mi permiso para vender mis órganos a carnicerías de Ulan Bator.

13 COMENTARIOS

  1. Esta serie es un bodrio al que no se le puede llamar ni adaptacion y un insulto a la obra de Sapko.

    Si hubiesen sido mas sinceros desde el principio en plan : “Mirad gente, que nos lo vamos a pasar todo por los cojones y vamos a hacer una serie hamburguesa de usar y tirar” “que los libros y los fans y la mitologia eslava nos la sudan”. A lo mejor mucha gente se habria acercado a la serie con otra mentalidad.

    Es que no lo entiendo. ¿Para que te dejas el dineral en la licencia para adaptar cierta obra, si luego todo lo que hace especial a dicha obra te la pasas por los cojones y haces lo que te da la gana?.

    ¿Tanto costaba hacer una adaptacion 50-50, como son el caso de The Expanse o The last kingdom?. No hablo de una adaptacion al nivel de Dune,ESDLA o Harry Potter, pero hostias…..un poco de respeto por el material que supuestamente estas “adaptando”.

    No se puede hablar de una adaptacion cuando hablamos de un 10% del libro y un 90% de paja inventada. Pero sabiendo quienes son los responsables de esta porqueria no se para que me sorprendo con el resultado.

    O se marcha la Showrunner o el propio Henry Cavill les manda a tomar viento. Esta serie es carne de cancelacion despues de la 3-4 temporada. Y si no….al tiempo. Un saludo Raul.

    • El porcentaje de cosas que salgan o no de los libros da igual: una serie, película o videojuego no es un exámen. Ni las obras previas son tablas de la ley que no puedan ser modificadas. Está bien comentar cuanto parecido hay con cosas anteriores por curiosidad y por poner contexto, pero para nada es sinónimo de hacer bien o mal las cosas.

      La base de gente que lo ve parece grande y no hay noticias de que esta vez haya sido menos. Tiene que ver con Cavill, el fandom videojueguil y que sus partes son divertidas. Si quiere ir a más tendra que pulir mucho, eso si.

  2. A mi me da la impresión, con esta serie como alguna otra, que no nos la perdemos quien tenemos algún vínculo afectivo con los libros / el personaje, y no importa lo bien o mal que está la serie. Es mi caso (gracias a ti, Raúl).
    A la gente de mi entorno que no tiene esos vínculos la serie no le hace ni fu ni fa, en el mejor de los casos… a quien le gusta la fantasía, la tolera, al que no está muy puesto, le aburre porque no entiende nada.
    Hoy no estoy muy de acuerdo con el escrito de Raúl (esto es raro). A mi me ha gustado mucho más la 2ª temporada. Menos confusa, los creadores han optado por hacer algo un poco (sólo un poco) más lineal e hilvanado, aunque lo consiguen a medias. Pero esta confusión y algunos diálogos y poses un tanto impostados son parte de su encanto, para mi. Henry Cavill está muy bien aunque yo no lo hubiera elegido para encarnar a Geralt, que no es una masa de músculos y es un tipo más maduro o talludito (un Fassbender hubiera sido mi elección). ¿Los demás? Pues el reparto cumple lo justo, no es Juego de Tronos, desde luego.
    Aún así, qué queréis que os diga, veo cosas como La Rueda del Tiempo, Simbra y Hueso y no digamos ya las moñadas de las Crónicas de Shannara, y me quedo con The Witcher de lejos.
    Saludos, creyentes!

    • Gracias, Ender. Sí, estamos de acuerdo. Ha reducido el nivel de confusión y puede que sea mejor que la primera temporada. Pero deben reducir más.

  3. Me considero parte de ese ente que Raúl denomina fandom videojueguil. Vamos, que me he pasado los tres juegos (todavía recuerdo el vacío que me dejó The Witcher III) y no he leído ninguno de los libros.

    En este sentido, la primera temporada me fascinó. Soy de los que aplaudieron esa alteración de la linea temporal y los matices morales de cada una de las tramas episódicas. En ese sentido, la linealidad no le ha sentado muy bien a la serie. Luego está el factor Cavill. A ninguno nos pegaba como Geralt, pero gracias a su presencia y carisma, es el principal reclamo para ver la serie. Cuando no está él, como dice Raúl, la serie pierde mucho.

    • Esa es otra: Geralt tal cual aparece en los libros es más Spider-Man que Hulk. Es fuerte, sí, pero sobre todo un tío rapidísimo, una centella moviéndose y esquivando. Aquí han optado por la montaña de músculos, que porqué no, al final Henry Cavill se va a quedar en la mente de todos como Geralt del mismo modo que Mortensen es Aragorn.

  4. Es una adaptación malísima. Solo tiene de la “Saga de Geralt”o “Wiedzmin”, porque es así como se denomina en realidad, el nombre. Está terriblemente hecha, o una de dos o los productores han leído una sinopsis en Internet de los libros o simplemente les ha dado exactamente igual la saga literaria.
    La segunda temporada es peor aún, han cambiado toda la historia por completo. Ciri aparece como una adolescente en un instituto. En el libro, es una chica traumatizada por las circunstancias, introvertida y a la que los brujos la cuidan, pero muy de aquella manera. Esa es otra, ¿por qué metes más brujos en Kaer Morhen? En el libro solo están Cohen, Lambert, Eskel y Vesemir. ¿Qué sentido tiene meter a más que nunca hablan ni participan en nada? Es ridículo.
    La serie ha sacrificado totalmente la inmersión en el mundo escrito por Sapkowski por una serie hecha para gente que solo quiere ver acción gratuita, un reparto inclusivo y diálogos simplones.
    La sensación que transmiten los libros es la de un mundo y una sociedad oscura, sucia, violenta y llena de peligros. Una especie de Edad Media donde además se le suman monstruos que hacen aún más difícil la vida. La serie no trasmite para nada eso, y ya no es el presupuesto, que creo que no es menor que el de Juego de Tronos, sino el modo en el que está construida. Los escenarios parecen reciclados de Xena la Princesa Guerrera. Los actores no se parecen en absoluto a como están descritos en el libro, es especialmente dañino ver a quien han cogido para Triss y Fringilla, que enciman no saben actuar. No hay para nada una construcción paulatina de los personajes, de cuales son sus motivaciones, de su origen, nada. Simplemente aparecen ahí y punto. Ciri, por ejemplo, no debería haber aparecido tan pronto, porque en el primer libro no sale, solo sale la maldición que sufre Duny. En vez de hacer la porquería infumable que hicieron en la primera temporada, deberían haber aprovechado para ir construyendo el mundo, viendo las historias sueltas de Geralt, que ya es tarde, porque una vez conoce a Ciri, prácticamente el resto de libros se va a dedicar a buscarla por todas partes.
    Quiero hacer mención a lo de meter personajes negros, indios y hasta algún chino que se ve por ahí. Quien crea que es racismo que no te guste este hecho simplemente que se pregunte que pasaría si en una adaptación del Mahabharata, por ejemplo, pusieran a occidentales rubios con los ojos azules como protagonistas, o lo que es peor que anden por ahí en una aldea perdida de la mano de dios. O si se hicieran adaptaciones de la mitología azteca que pusieran a blancos igual. ¿Es fantasía no? El problema es que Netflix se cree que el resto del mundo es como EEUU y que tenemos los mismos problemas que ellos, y no es cierto. La Saga de Geralt está basada en el folklore eslavo y las influencias polacas son palpables para cualquiera que tenga un mínimo de conocimiento histórico. Por ejemplo, en el libro aparecen muchas veces los Starosta, que es una especie de gobernador en la jerarquía de la Europa del Este. Además, esta inclusividad totalmente forzada destruye una de las atmósferas que se respiran en el mundo de Geralt y es el del racismo entre grupos. En los libros se ve claramente como los elfos y los enanos son marginados, como las comunidades son bastante cerradas, muy al estilo de la Edad Media. Entonces, ¿cómo es posible que haya otras etnias en el mundo? ¿De dónde narices vienen? Señores, no es casualidad que haya diferentes etnias en el mundo, tiene que ver con cuestiones geográficas construidas durante miles de años. En un mundo interconectado como el nuestro es normal que existan las mezclas, y no tiene nada de malo, pero no nos hagáis comulgar con ruedas de molino, que en un mundo medieval no tiene sentido que se vea algo así. Rompe completamente la idea de los diferentes reinos y sus peculiaridades. ¿Qué pasa entonces en Zerrikainia? O en ¿O en Nazair? ¿Son las mismas sociedades? Porque, por ejemplo, en Nilfgaard sí que se podría ver esa mezcla, porque es un Imperio que domina muchos territorios, pero lo que vemos es que entre el Norte y ellos la única diferencia es la armadura. Os recuerdo que hablan una lengua distinta, una especie de mezcla entre el polaco y el francés, tienen un acento muy distinguido que les delata su procedencia. ¿Eso se ve en algún sitio? ¿Cómo narices se iban a ver? Si en vez de The Witcher tendría que llamarse United Colors Of Benetton. Lo políticamente correcto atacando de nuevo y destrozando una de las mejores sagas de fantasía de la historia.
    Luego el tema de las hechiceras… ¿no se han leído esa parte no? En los libros se ve una y otra vez que las hechiceras son mujeres hermosísimas, que manipulan su aspecto con la magia para conseguir precisamente ese aspecto. Las actrices que han cogido son muy del montón y lo siento mucho para las “feministas” que andan con lo de hacer “objetos” a las mujeres, pero aquí deberían ser mujeres despampanantes y punto. Porque además, son mujeres muy poderosas, manipuladoras y que manejan a la gente a su antojo. Como no… en la serie no se ve nada de eso. Lo políticamente correcto atacando de nuevo.
    En fin, pasearos por las críticas de webs especializadas, como IMDb, vais a ver como la mayor parte de las críticas son como esta, y que hay muchos bots comentando para subir la nota. Si es tan buena ¿por qué necesitarían algo así?. Saludos.

    • Una adaptación a una serie no tiene porqué calcar los libros o tener un mínimo de coincidencia para que sea buena o mala. Es decir, será buena o mala por las actuaciones, la trama, el ritmo o la coherencia. Otra cosa es que tenga mucho, poco o nada de los libros. De cara a que sea buena, mala, disfrutable o no da igual. Arnold Schwarzenegger fue criticado antes de hacer Conan porque no parecía un morenazo cimmerio. En la segunda serie de Galactica a Starbuck le cambian del actor de Fénix en el Equipo A a una mujer, Kara Thrace, y fue un acierto mayúsculo. Las esencias nos hubieran hurtado a Arnold de Conan y a Kara de Starbuck, entre otros tantos. Sí, otras veces los cambios no van acompañados de mejoras, pero a eso voy: habrá que juzgar si el resultado final es bueno o malo y no obsesionarse con los cambios o la falta de ellos.

      Lo que es enormemente divertido es lo de “inclusividad forzada” en la serie. Gran parte de toda la trama de los libros va precisamente de la persecución de minorías. Gran protagonista al final es una mujer bisexual. El protagonista durante gran parte de la historia es un albino repudiado por la misma sociedad a la que protege. Hay frecuentes bromas en los libros sobre los miedos y los prejuicios a los diferentes. Por si no quedaba claro Sapkowski ha dejado claro varias veces cómo se chotea de los cuentos clásicos y de los debates sobre la pureza. Es decir, meter bisexuales, negros o chinos en la serie está perfectamente dentro de las esencias de los libros y los propósitos del autor. Quiero decir, si nos preocupan las esencias de las obras originales los que han hecho la serie en eso sí han sido fieles. A mí, como digo, me dan igual. Pero es absurdo ver en eso una especie de traición: leyendo los libros está claro que es al revés.

      Y, por acabar, las notas, las estrellitas o las pegatinas de no se qué están bien para las notas del colegio de los niños, pero para obras de arte no tienen sentido. Vamos a darle un 7,8 a la Gioconda y un 8,2 a Carlos V en la batalla de Mühlberg: es absurdo. Como absurdas son las páginas de agregadores de notas puestas por teóricos críticos, en las que te encuentras aberraciones como que una película con mucha promoción (y dinero, claro) detrás pueda ponerse como una de las mejores 5 películas de todos los tiempos sin haber sido estrenada.

      La serie está gustando por lo general porque si no Netflix no metería todo ese dinero a pagar a Henry Cavill ni estaría recordando todo el rato que la serie existe, claro. A poco que no bajen el nivel seguirá siendo así, por más que todavía no podamos decir que sea una serie sobrenatural ni nada por el estilo.

  5. “es poco probable que a quien le gustó la primera esta la odie mucho. Aunque hay más posibilidades de lo segundo que de lo primero.”

    Por mi parte, ni idea de los juegos. La primera temporada no me disgustó, incluso algunos epis me molaron bastante, pero esta segunda temporada ma dejao ma frío que la casa de pingu… Para mi gusto ha bajado el listón muchisimo… a mitad de serie pensé en ni terminarla, la vi por pasar el rato, sin interés… Si hay una 3º y va del mismo palo, dudo que dure más de un par de epis, una pena. Una decepción tan grande por una serie esperada como me pasó con “Altered Carbon”

  6. ¡Hola! Primero, no he leído los libros, solo el primero, que eran cuentos cortos y le daba una vuelta de tuerca a los cuentos clásicos de toda la vida, pero lo leí hace tanto que casi no recuerdo nada. Así que doy opinión de no lector, aunque sí jugador del tercer videojuego. En general a mí me ha resultado bastante entretenida, incluso se me ha hecho más corta que la primera temporada, que eso siempre es buena señal. También se nota más presupuesto que en la primera, así que el aspecto visual sí ha mejorado en mi opinión. Lo que sí es cierto es que las partes en que no salen ni Geralt ni Ciri, o sea, las partes políticas por así decir, me han resultado un tanto farragosas. En Juego de Tronos, que había muchísimos más personajes, me era más fácil seguir las tramas que aquí. ¡Saludos!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS